El benasqués Juan Antonio Turmo, galardonado con la Cruz al Mérito de la Guardia Civil

El Ministerio de Interior reconoce la labor del que fuera guarda del refugio de Estós durante veinte años, Juan Antonio Turmo, a través de la concesión de la Cruz al Mérito con distintivo blanco de la Guardia Civil; condecoración que se entregará a finales de este año. El benasqués, confesaba que se trató de una época que se le hizo corta, y si pudiera, “subiría otra vez al refugio de nuevo”. De igual manera explicaba que nunca tuvo ningún aspecto negativo y guarda un buen recuerdo de esos años.

El galardonado con la Cruz al Mérito comentaba que un refugio de alta montaña es un marco incomparable para el que le gusta ese paisaje, aptitud esencial para desempeñar el trabajo con garantías. Turmo explicaba la necesidad de controlar la soledad, contar con muchos recursos, así como con la capacidad de reacción ante imprevistos y ofrecer un servicio público las 24 horas del día, en una zona aislada y hostil en la que las urgencias se pueden convertir en emergencias.

De todos modos, el ex guarda remarcaba el importante cambio sustancial que había experimentado la situación de los refugios en la actualidad, adonde llegan las previsiones y suministros vía helicóptero y cuentan hasta con internet.

En cuanto al aumento de siniestralidad en la montaña, ligada al aumento de excursionistas en el territorio pirenaico, Turmo consideraba que los “mochileros espontáneos” son los principales accidentados, y se mostraba partidario de cobrar los rescates; ya que decía, “no valoramos lo que no pagamos”.

Asimismo hacía un llamamiento a los medios de comunicación para realizar un tratamiento informativo adecuado y elogiaba la “encomiable y entregada labor que realizan los equipos de rescate en montaña de la Guardia Civil en la Comunidad Autónoma de Aragón”.

Comentarios