Cartas al Director: Represión y hostigamiento sobre la población saharaui

Asociación Alouda

Desde el pasado 25 de septiembre se sucede la represión y el hostigamiento de las fuerzas de seguridad y los colonos marroquíes sobre la población saharaui en la ciudad ocupada de Dajla en el Sahara Occidental. Represión y hostigamiento que, particularmente intensa en estos momentos en Dajla, es habitual en mayor o menor medida para los saharauis que habitan los territorios ocupados por Marruecos. Todo ello sin que se facilite información veraz e independiente y sin que llegue al conocimiento de la ciudadanía española y europea.

Con la excusa de los graves incidentes ocasionados entre el público de un partido de futbol, con varios fallecidos en circunstancias no contrastadas de forma independiente, se extienden los destrozos de bienes, apaleamientos, detenciones arbitrarias y torturas, de forma generaliza e indiscriminada contra la población civil saharaui por el mero hecho de serlo y aspirar a vivir en su propia tierra en libertad y con condiciones dignas.

Con independencia de la repulsa y rechazo que toda persona de bien siente ante cualquier muerte violenta, se hace necesario aclarar y denunciar como esta vergonzosa y trágica situación se enmarca, una vez más, en la insostenible ocupación marroquí del Sahara Occidental. La ocupación del Sahara y expolio de riquezas naturales por el Estado marroquí es un acto de fuerza sostenido desde su supremacía militar sobre la población civil saharaui; un acto que atenta contra el derecho internacional, los derechos humanos y el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. Al tiempo que pone de relieve, una vez más, el silencio y la complicidad de la comunidad internacional, gobiernos de España, Francia y EEUU, Unión Europea y ONU, que ignoran las evidencias y miran hacia otra parte, con desprecio de los principios que dicen defender, para no incomodar al Reino de Marruecos.

Por todo ello, la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui del Altoaragón, ALOUDA, considera preciso romper el silencio cómplice con la represión y reiterar su compromiso con la justa causa saharaui y, a tal efecto, comparece ante la sociedad y la ciudadanía de la provincia de Huesca, para:

1. Denunciar y condenar la represión y los ataques de los colonos y las fuerzas de seguridad marroquíes contra la población civil saharaui en la ciudad de Dajla; mostrando su solidaridad con todas las víctimas mortales y heridos, al tiempo que manifiesta su profunda preocupación por la grave situación descrita.

2. Instar a las fueras de ocupación marroquíes al respeto escrupuloso de los Derechos Humanos en todas sus actuaciones y, también, en el Sáhara Occidental; así como que se atienda a las reivindicaciones de los representantes y ciudadanos saharauis; de manera que, cuanto menos, haga mínimamente creíbles las reformas democráticas que dice haber emprendido el Reino de Marruecos.

3. Instar a Naciones Unidas a dotar a la Minurso de competencias en materia de Derechos Humanos en tanto se mantenga la ocupación marroquí del Sáhara Occidental. Y en este caso concreto a salvaguardar la integridad de los saharauis y abrir una investigación sobre lo sucedido.

4. Instar al Gobierno de España, potencia responsable de la descolonización no efectuada del Sahara Occidental, a implicarse firmemente y a liderar en el marco de la Unión Europea y Naciones Unidas la búsqueda de la única solución justa y democrática que respete el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui: el abandono del territorio por la potencia ocupante, Marruecos, y la celebración de un referéndum donde los saharauis puedan decidir su destino.

Comentarios