Preocupación en el consistorio oscense ante el posible colapso técnico si se ejecuta la sentencia

La sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón por la que una treintena de trabajadores (auxiliares administrativos) del Ayuntamiento de Huesca dejarán de ser funcionarios de carrera, otros funcionarios interinos, ha supuesto un varapalo importante para el consistorio y especialmente para los trabajadores afectados a quienes la sentencia pillaba por sorpresa. Noticia que conocían la mayoría esta misma mañana a través de Radio Huesca.

La intención del Ayuntamiento de Huesca es mantener esos puestos de trabajo, por necesidad de servicio, aunque no saben cómo hacerlo, ya que la sentencia es muy clara. De momento, todavía no se ha tomado una decisión al respecto y están estudiando cómo salvar esos puestos de trabajo, que supondría además un colapso técnico en el Ayuntamiento. Tienen dos meses de plazo para llevar a cabo la ejecución de la sentencia.

Una intensa jornada la que se ha vivido en el consistorio, donde se han sucedido varias reuniones. La primera se producía a primera hora entre el equipo de gobierno y los trabajadores. También se reunía la junta de portavoces. Otro encuentro era el que mantenían los portavoces de los sindicatos representados en la junta de personal (UGT, CC.OO., CSIF y CIPOL), el Secretario en funciones, y el concejal responsable de Recursos Humanos y Teniente Alcalde en el consistorio, Gerardo Oliván.

Por su parte, el sindicato CSIF ha indicado a esta redacción que esperaban esta sentencia, aunque todavía es pronto para pronunciarse al respecto, ya que se trata de un proceso largo en el tiempo y lleno de matices, que explicarán con detalle la semana que viene. No en vano han señalado que el desenlace no es sino consecuencia de una mala gestión del Ayuntamiento de Huesca.

Comentarios