Comienzan a enviarse las citaciones a domicilio para vacunarse contra la gripe en Monzón

La campaña contra la gripe empieza el 17 de octubre. Por ello, el Centro de Salud de Monzón ha comenzado esta semana a mandar cartas para citar a los pacientes con mayores posibilidades de riesgo, como explicaba la Coordinadora del Centro de Salud, Isabel Blasco:

Las vacunaciones en Monzón comienzan el próximo día 20 en horario de tardes, para permitir conciliar la vida familiar y laboral. Este año, además de mandar las citaciones a los mayores de 65 años, también están barajando la posibilidad de enviarlas a los pacientes de riesgo menores de 65 años, incluidos los niños.

Aunque la campaña de vacunación no comienza hasta la semana que viene, ya se ha empezado a vacunar a profesionales sanitarios o personas que están en sus domicilios o residencias de ancianos, y que no se pueden desplazar.

Para vacunarse, si no es citado por carta, es necesario que los usuarios pidan cita en su centro de salud. La manera más recomendable de hacerlo es a través del servicio Salud Informa. No obstante, la coordinadora del Centro de Salud recomienda esperar a que se vacunen las personas con riesgo.

El Centro de Salud de Monzón pertenece al grupo de centros que, junto a Delicias Sur, Binéfar, Calatayud Norte y población urbana de Calatayud Sur y Utrillas, están dentro del proyecto en el que se cita a vacunarse contra la gripe mediante una carta donde se les indica el día y la hora. El año pasado fueron citados en Monzón por este modo a 3.200 ciudadanos.Los objetivos fundamentales de esta campaña son reducir la mortalidad y morbilidad asociadas a la gripe, así como obtener coberturas óptimas de vacunación en la población de 65 o más años de edad, del 70% o superior que permitan reducir la morbi-mortalidad y los costes socioeconómicos asociados a esta enfermedad.

La vacuna está recomendada a todas las personas mayores de 65 años con carácter general y a los menores de esta edad con algún factor de riesgo.

También es recomendable que se vacunen las mujeres embarazadas y las personas que pueden transmitir la gripe a grupos de riesgo, es decir, profesionales sanitarios, trabajadores de instituciones geriátricas o de centros de cuidados de enfermos crónicos, cuidadores principales de enfermos crónicos dependientes. A todos estos grupos se unen los profesionales de servicios esenciales a la comunidad, viajeros internacionales con patologías o que vayan a zonas riesgo y trabajadores de granjas avícolas.

Comentarios