El nuevo Gobierno quiere optimizar recursos integrando la salud mental en la Dependencia

Uno de los cambios del nuevo Gobierno aragonés fue unificar las consejerías de Servicios Sociales y Salud en una sola. Aprovechando esto la atención psicosocial también va a experimentar cambios. El consejero de Sanidad y Bienestar Social se reunía con diferentes entidades sociales para explicar que integrarán la rehabilitación psicosocial en el Sistema de Dependencia. Antes este sector buscaba atención en el Salud y en el Instituto Aragonés de Servicios Sociales.

Otro de los esfuerzos del Gobierno de Aragón para optimizar recursos sanitarios es el de unificar la atención a la Salud Mental. El objetivo es disminuir los trámites, ahorrar costes y ganar en rapidez.

El consejero de sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, presentaba este lunes el equipo de trabajo para la creación de la Unidad Sociosanitaria de Salud Mental. Oliván proponía la creación de un modelo sociosanitario que integre funcionalmente la existente red de servicios de rehabilitación psicosocial y los servicios del nuevo Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia. Estos servicios, para el uso de las personas con enfermedad mental grave y duradera, serían en realidad prácticamente indistinguibles de los de la red de servicios de rehabilitación psicosocial, con la única, pero significativa diferencia de la vía de acceso.

Este ambicioso modelo implica una política continua de acciones coordinadas a diversos niveles de la administración (central, autonómica y local) y concierne a diferentes sectores y niveles, desde los distintos tipos de servicios hospitalarios de atención psiquiátrica, a los lugares de vivienda, facilitación de oportunidades de trabajo, aseguramiento de un marco legislativo adecuado.

Desde la dependencia se propone llevar a cabo encuentros entre el personal de valoración, el que hace los Programas Individuales de Atención, y el personal de la red de Salud Mental. Con este objetivo se conocerán mejor las redes de ambos sistemas y la amplitud de las valoraciones realizadas al amparo del Baremo de Valoración de los Grados y Niveles de Dependencia, de aplicación en el ámbito nacional. Otra medida puesta encima de la mesa ha sido integrar en la red sanitaria el procedimiento de la dependencia, estableciendo un modelo de informes clínicos ajustados a la problemática del colectivo.

En la reunión y de la que se establecían cuatro mesas de trabajo, para abordar el problema de la atención sociosanitaria a la población infanto juvenil, se proponía la creación de equipos técnicos sociosanitarios, la creación de recursos sociosanitarios en nuestra Comunidad Autónoma, prioritariamente un recurso residencial de atención integral y la creación de la Comisión de ingresos sociosanitarios, con funciones de autorización de ingresos y seguimiento de la evolución de los menores.

Comentarios