Larués, escenario de un documental sobre su artista Ángel Orensanz

Ángel Orensanz, Arco, feb 10

La localidad oscense de Larués va a celebrar un homenaje al escultor Ángel Orensanz este 12 de octubre coincidiendo con el día de la Virgen del Pilar. El afamado escultor ya ha confirmado su asistencia al pueblo que lo vio nacer para descubrir una placa conmemorativa. Además, el artista realizará una obra frente a los que fueron sus vecinos durante su infancia y primera juventud.

El homenaje va a formar parte de un documental que durante estos días rueda en Larués la realizadora andaluza Rocío Mesa. El equipo ha llegado al pueblo aragonés tras grabar en Nueva York la sinagoga que la Fundación Orensanz posee en la Gran Manzana. La película explora la relación entre el artista y su pueblo natal y verá la luz en 2012.

Rocío Mesa ha explicado que la idea surgió tras ver una exposición de Orensanz y documentarse sobre el autor. Al descubrir que nació en un pueblo tan pequeño y la paradoja de su proyección mundial fue la clave para descubrir un a ‘historia interesante’, según Mesa.

‘El documental es una reflexión de las diferencias que existen entre los rural y lo urbano, los que emigraron y los que se quedaron, lo que le queda al artista de sus raíces, y lo que recuerdan los vecino de Larués de Orensanz’, tal y como ha explicado la propia Rocío Mesa.

Ángel Orensanz está considerado como uno de los artistas contemporáneos más importantes de Aragón. Tras formarse como escultor en Barcelona y París, ha trabajado en numerosos países alcanzando un éxito internacional. En la década de los 80 se establece en Nueva York, donde adquiere una antigua sinagoga que en la actualidad gestiona a través de su propia fundación. En la actualidad tiene su residencia habitual en París mientras viaja alrededor del mundo gracias a su proyección artística.

Rocío Mesa ha indicado que la relación entre Ángel Orensanz y su pueblo natal está viva en sus obras, sonde no faltan elementos relacionados con la naturaleza y elementos rurales, cosa que también afirman los críticos de arte.

En la dilatada trayectoria del artista oscense, son numerosos los reconocimientos que Ángel Orensanz ha recibido, como la Medalla de Oro de la Academia de las Bellas Artes. Ahora es su pueblo natal quien quiere reconocer el talento del artista. Para ello ha encargado a un artesano local la elaboración de una placa en piedra que será colocada a la entrada de la localidad.

Comentarios