CSI-F: “La legalidad y las sentencias judiciales nos amparan, y son para cumplirlas todos”

El sindicato CSI-F se ha defendido de las recientes acusaciones realizadas en relación al proceso judicial iniciado por éste en 2004, que afecta a 21 auxiliares-administrativos del Ayuntamiento de Huesca. Aseguran que se ha trabajado por cumplir con la legalidad, e insisten en que el sistema general de ingreso en la Administración es la oposición. Como excepcional, añaden, se recoge el concurso oposición para plazas de contenido más técnico.

A su vez, califican de “grave” la postura adoptada por el grupo municipal del PSOE, en lo que concierne a la restitución patrimonial que, “si bien contó con el apoyo del PP, PSOE, CHA, PAR e IU y de los sindicatos UGT Y CC.OO, dicho acuerdo no convierte en legal lo ilegal y lo lamentable, -añaden-, es el consenso en la ilegalidad”.

El sindicato explica que recurrió este proceso selectivo y no otros porque siempre interviene a instancias de posibles afectados que solicitan su intervención.

También se ha referido al sindicato UGT que recrimina a CSI-F que siguiera adelante con el recurso, “cuando ellos en un principio estaban a favor del mismo". “Llama la atención, -continúan-, que varios interesados a los cuales esta sentencia perjudica iban en sus listas electorales sindicales”.

Desde el sindicato defienden que siempre han estado abiertos al diálogo. “Ahora, -dicen- se nos invita públicamente a aportar soluciones pero, -recuerdan- este proceso data del año 2004 y cada parte tiene sus asesores jurídicos, a los cuales compete buscar una solución dentro de la legalidad vigente”.

Critican que el consistorio no rectificara, a pesar de las múltiples oportunidades que tuvo de hacerlo. “El Ayuntamiento, -explican-, podía haber solucionado el asunto cuando se hicieron las alegaciones a las bases de una convocatoria que todavía no estaba publicada, cuando se interpuso el recurso de reposición, cuando se interpuso el recurso contencioso. Antes de que la sentencia fuera firme, podían haber paralizado el proceso selectivo pero nada de esto se hizo y al final se obstinó en negociar en contra de una sentencia judicial firme, con el objeto de que continuaran como funcionarios”.

“El resultado, -añaden-, es que ha terminado perjudicando a los auxiliares administrativos que se presentaron a un concurso oposición en el que la convocatoria estaba recurrida y que con una sentencia firme tampoco admitían en la negociación otra solución que la de ser funcionarios, a pesar de que la sentencia señalaba que debían dejar de serlo”.

El sindicato insiste en destacar que la legalidad y las sentencias judiciales les amparan, y son para cumplirlas todos. “Teníamos derecho al recurso, que rectificar por parte del Ayuntamiento hubiera sido de sabios y piensen también por qué hay más de 50 sentencias perdidas por el Ayuntamiento de Huesca en los últimos años. Ahora, -dice-, nadie recuerda a los opositores que desde el año 2004 podían haber obtenido una plaza y no lo hicieron porque la convocatoria fue incorrecta”, concluye.

Comentarios