CSIF considera la reunión de la Mesa de la Sanidad como "irrelevante"

El sindicato CSIF ha dado su punto de vista a la celebración de la reunión de la Mesa de la Sanidad. Señalan que el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha aprovechado esta reunión para exponer su “receta” para arreglar todos los males de la sanidad pública aragonesa: crear cuatro grupos de trabajo en los que colectivos de lo más variopinto deberán aportar ideas para que pueda mejorarse la gestión.

Esos grupos son el de “Reforma de la Atención Primaria”, el de “Optimización de recursos y reducción del gasto: absentismo, autoconcierto, gasto farmacéutico, suministros…”, el de “Autoridad pública del médico y otros profesionales sanitarios” y el de “La calidad en la sanidad aragonesa: Plan de Calidad”. Para el sindicato, de forma evidente, no todos los invitados a opinar cuentan con el bagaje y conocimiento necesarios para realizar una aportación significativa en buena parte de las materias a tratar. Añaden que, de hecho, ya existían foros específicos en los que sus voces eran, o deberían serlo, escuchadas.

Para CSIF no se puede arreglar todo en apenas mes y medio ya que todos los grupos de trabajo citados a reunión tendrán que hacerlo entre principios de noviembre y mediados de diciembre de este año. El material a aportar, además, deberá entregarse por adelantado. Y de nada valen todos los estudios y análisis existentes hasta la fecha y que ni siquiera se han llegado a valorar para su aplicación, por ejemplo el de Atención Primaria en el siglo XXI.

Indican también desde este sindicato que el consejero ha cargado las tintas especialmente en la reforma de la Atención Primaria, sobrecargada por el mal uso que de ella hacen los pacientes y por el cuantioso volumen de derivaciones que desde ella se generan hacia la Especializada. Se ha mostrado convencido de que los médicos que han de atender a 2.500 personas (y, en ocasiones, duplicar la cifra por falta de personal) todavía pueden trabajar más.

Aseguran asimismo que lo que no ha mencionado en momento alguno ha sido con qué recursos económicos y humanos adicionales se podría contar para lograr la mejora que dice pretender ni de dónde se detraerían. Y esto en plena época de crisis.

Así las cosas, CSI·F opta por defender la legalidad vigente y el principio de legítima representación y, junto a Cemsatse, CCOO y UGT, ha presentado por registro una solicitud de convocatoria de la Mesa Sectorial de Sanidad, que es el foro con capacidad de negociación, no meramente informativo, al que hubiesen debido trasladarse desde un principio todos los asuntos a los que se refiere el consejero.

Comentarios