Bomberos de la Ribagorza, aconsejan un buen uso de las chimeneas ante la llegada del frío

El servicio de Bomberos de la Ribagorza actuaba recientemente en dos avisos a causa de incendios de chimeneas; una de ellas en Castejón de Sos y otra en Anciles. Desde el parque de la zona norte en Castejón de Sos, su responsable, Arturo Minchot alertaba de la importancia de la prevención ya que antes de que llegue el invierno propiamente dicho y el frío, ya han tenido que intervenir en dos incendios. La media por año se sitúa en torno a los diez o doce avisos.

Tal y como explicaba Minchot, más de la mitad de los avisos no pasan de ahí, pero sí que es cierto, como en este último caso en Anciles, que algunos casos, llegan a convertirse en fuegos de vivienda que pasan de las chimeneas a la estructura y cubiertas de la casa.

Varios son los factores que, al unirse, provocan que se produzca el incendio; el tipo de construcción, basada en la madera, y en algunos casos, mal aislada; la suciedad de la chimenea cargada de hollín, y la creación de mucho fuego y calor, en un reducido espacio de tiempo.

Desde el servicio de bomberos, incidían en la necesaria limpieza periódica de los hogares, a cargo de empresas especializadas, y siempre en función del uso que se haga de la misma, así como de la madera usada para quemar; las hay más resinosas y por tanto, más sucias como la de pino y abeto; o más limpias como el cajigo o el fresno.

De igual manera, Minchot destacaba la importancia fundamental de revisar la instalación de la chimenea, paso a paso por cada planta, y comprobar si está bien aislada de los materiales constructivos.

Si, a pesar de la prevención, el incendio ocurre, el servicio de bomberos aconseja intentar apagar el fuego, cerrar todas las puertas de la casa para no aportar más oxígeno al fuego, y llamar al 112, el centro de emergencias de Aragón, encargado de canalizar los equipos de extinción en el menor espacio de tiempo posible.

Comentarios