Huesca acumula un sinfín de proyectos ferroviarios en la estacada

La Travesía Central del Pirineo es el gran proyecto ferroviario al que aspira la provincia de Huesca; es, se podría decir, el equivalente a la autovía Pamplona-Huesca-Lérida. El horizonte para la ejecución de la Travesía Central es el año 2050. El Alto Aragón acumula un sinfín de proyectos ferroviarios en la estacada: la reapertura del Canfranc, el túnel de sierra Caballera, el apartadero de mercancías en PLHUS, la mejora de la estación de Huesca y el desdoblamiento de la línea Huesca-Tardienta son algunos ejemplos.

En cuanto a la Travesía Central del Pirineo, en un inicio se había barajado la construcción de un túnel de baja cota en el macizo del Vignemale, que uniría Biescas con Lourdes. Ahora se está hablando de la unión de Bielsa con Lannemezan, ya que es la opción que cuenta con el respaldo de Francia.

Otro de los proyectos pendientes es la reapertura del ferrocarril internacional del Canfranc, retomando la línea que durante décadas estuvo abierta en el siglo XX. Unía Zaragoza, Huesca, Canfranc y Pau.

El Gobierno de España, en tiempos de José María Aznar, tenía la intención de renovar integralmente la línea Huesca-Canfranc. Este proyecto quedó en suspenso con el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, ya que se decidía apostar por una línea más directa con un túnel bajo la sierra Caballera. Finalmente no se ha hecho ni un proyecto ni otro, salvo pequeños parches en los puntos de mayor deterioro de traviesas y raíles.

Huesca capital está pendiente de estos proyectos y también de otros que le afectan de forma más directa. El Ministerio de Fomento tiene en fase de estudio la mejora de la estación, que se ha quedado pequeña con la llegada años atrás del AVE. También se quiere desdoblar la línea Huesca-Tardienta, que cuenta con una sola vía con tres raíles, es decir, una vía para circular con los dos anchos ferroviarios: el ibérico y el internacional.

Además, estaba previsto que la Plataforma Logístico-Industrial Huesca Sur tuviera un apartadero de mercancías. El traslado de las harineras a PLHUS era la excusa perfecta para ejecutar este proyecto; sin embargo, ni Porta ni Villamayor han ido allí. Este apartadero de mercancías duerme en la actualidad el sueño de los justos.

Comentarios