Nuevo presidente e iguales reivindicaciones del PAR Ribagorza

El Comité comarcal del Partido Aragonés de la Ribagorza se reunía, este lunes, para elegir sus nuevos cargos y las líneas que, a partir de ahora, se van a seguir desde el grupo, de la que destaca “dar un impulso a la reivindicación y acción política de los asuntos más preocupantes de la zona como la ampliación de Cerler por Ardonés o la línea de alta tensión” según explicaban en nota de prensa.

A partir de ahora, el Comité comarcal del PAR cuenta con nuevo presidente, Roque Vicente; Ignacio Abadías actuará como vicepresidente y Javier Altemir como secretario.

En la reunión, también se hacía una revisión del inicio del curso político, valorando las perspectivas de la situación institucional y política determinada por las pasadas elecciones y revisando los primeros meses de mandato de las nuevas corporaciones en la zona, donde el PAR gobierna en siete ayuntamiento y cuenta con una representación de siete consejeros en el ente supramunicipal. Por ello, expresaban en la reunión, “el Partido Aragonés será en todo momento consecuente con la responsabilidad que le han otorgado los ribagorzanos y con su compromiso de trabajo por los municipios y la comarca, sin otro objetivo que el desarrollo socioeconómico de la zona y el bienestar de sus habitantes”.

Se trató de poner sobre la mesa los proyectos más relevantes de la comarca para revisar su estado actual y el camino que deben seguir. Entre ellos, proyectos muy destacados en relación a las comunicaciones como el “eje del Ésera” y los tramos pendientes de la N – 260, proponiendo seguir de cerca este proyecto para comprobar la inclusión de esta actuación en los presupuestos de la siguiente anualidad. En el ámbito a de las comunicaciones, también seguirán muy de cerca el proyecto ya redactado de carretera entre Lascuarre y Castigaleu, y la mejora de la vía entre la N – 123 y La Puebla de Castro por la A – 2211.

Otro punto importante destacado a tratar, según indican, fue “la defensa del territorio frente a la Peñalba – El Arnero (Monzón) – Isona” de la que dicen “traería enormes repercusiones sociales, ambientales y económicas” por lo que tomaban la decisión de impulsar iniciativas para conseguir apoyos institucionales y políticos que rechacen esta infraestructura eléctrica.

La ampliación de Cerler por Ardonés y Castanesa y la Telecabina Benasque – Cerler, también se convertían en otro punto de la reunión así como el estado de incertidumbre sobre la continuidad del Plan de Zona de Desarrollo Rural Sostenible.

Se analizaron además otras cuestiones como los problemas surgidos con la asistencia sanitaria para los vecinos de algunos municipios de la Ribagorza oriental en los centros asistenciales catalanes.

Comentarios