Un año para el regreso de los bienes

José Sánchez

El anuncio realizado por el Nuncio de Su Santidad, Renzo Frattini, a la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, que en el plazo de un año los bienes regresarán a Aragón, es sin ninguna duda una buena noticia. Nadie hasta estos momentos había marcado un plazo tan concreto.

La reunión prevista para el viernes en Madrid entre el Nuncio y el Obispo de Barbastro-Monzón también indica que algo se mueve en este largo asunto y además con rapidez.

Si hemos esperado trece años no importa esperar un año más puesto que lo importante es el regreso de los bienes a Aragón. Es conveniente recordar que todas las sentencias eclesiásticas siempre han sido favorables a la diócesis de Barbastro-Monzón, la propiedad de los bienes es de Aragón y en Lérida sólo se encuentran a título de depósito.

Con la llegada del Nuncio, Frattini, este asunto se ha movido de forma más rápida y eficaz. Reunió a los obispos de Barbastro-Monzón y Lérida y consiguió que todos los obispos de Cataluña firmaran un documento por el que reconocían que la propiedad de las obras de arte es de Barbastro-Monzón.

Este asunto pertenece exclusivamente a la Iglesia y es quien lo debe resolver, así lo han manifestado en reiteradas ocasiones destacadas autoridades eclesiásticas.

Tampoco hay que olvidar que Salinas y Piris firmaron con Milián un documento en el que reconocían la propiedad de los bienes y que en el plazo de treinta días devolverían los bienes, y de aquello nada de nada. Por tanto hay que seguir siendo prudentes pero todo parece indicar que este asunto ha entrado en la recta final.

Comentarios