CHA plantea 18 propuestas para la elaboración de las ordenanzas fiscales

El grupo municipal de CHA en el ayuntamiento de Huesca ha presentado sus propuestas para las ordenanzas fiscales de 2012. Son un total de 18 que hacen referencia a los diferentes impuestos, tasas municipales y ordenanzas fiscales. Piden gravar las viviendas vacías, dar facilidades a las nuevas actividades económicas y mantener las bonificaciones para la construcción.

Sobre el Impuesto sobre Bienes Inmuebles como destacado, proponen también un recargo del 50% de la cuota líquida del impuesto a las viviendas desocupadas. También proponen un gravamen del 0,92% a los bienes de naturaleza urbana, del 0,66 a los rústicos y del 0,93 a los de características especiales. En el apartado de familias numerosas pretenden que es más justo aplicar bonificaciones según el nivel de renta.

Quieren asimismo modificaciones en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica sobre las bonificaciones que se han propuesto, destacan que deben ser incompatibles entre si y tener una duración determinada.

La propuesta sobre las bonificaciones por inicio de actividad económica al 50% el tercer año, 30% el cuarto y 10% el quinto año. También proponen una bonificación del 15% de la cuota para los sujetos que tributen por cuota municipal y tengan una renta de actividad económica o rendimiento neto negativo.

En cuanto a la ordenanza que regula el impuesto sobre construcciones, piden mantener las bonificaciones de la actual ordenanza y aumentar la bonificación al 75% en la cuota del ICIO en las obras en los inmuebles destinados a vivienda habitual.

En las tasa de basuras CHA propone que se establezca la tarifa de las viviendas según la categoría fiscal de la calle. Las de las dos primeras categorías pagarían 72 euros al año, las de tercera y cuarta 67 euros, la quinta y sexta 62 euros. Quieren un incremento del IPC en la tasa por retirada de vehículos y la de auxilios y servicios especiales.

Desde esta formación, en la tasa por el suministro de agua, plantean incluir en la tarifa per cápita a las familias con bajos recursos y que no tributen IBI más que por residencia habitual. Proponen la aplicación de un coeficiente multiplicador del 0,90 cuando el consumo comparado de dos años anteriores haya experimentado una disminución mínima del 10%.

En una propuesta final quieren establecer una bonificación íntegra de los impuestos en un porcentaje del 5% cuando se domicilie el pago del impuesto en una entidad bancaria o caja de ahorros.

Comentarios