La reacción del Huesca no puede esperar

El Huesca intenta dejar atrás la derrota con el Barcelona B que se produjo de una forma dolorosa por el tanto encajado y en un partido donde los azulgranas demostraron mejoría, pero otra vez falta de gol. Sin tiempo para recuperarse hay que pensar ya en el choque con el Elche del sábado, de nuevo en casa donde los números son bastante pobres con dos empates en cinco partidos.

Lógicamente la situación en la clasificación se está complicando puesto que algunos rivales van reaccionando y la ventaja se va ampliando. El Huesca se queda con 6 puntos en descenso y mirando hacia arriba están el Girona con 7, también en puestos de descenso, y la referencia es el Recreativo con 8 y Alcoyano con 9. Ya la diferencia es de 5 puntos con el Villarreal B y Barça B que suman 11 puntos.

La reacción no puede esperar más y el técnico y los jugadores lo saben. Se están haciendo cosas bien, pero no es suficiente y además si no se marcan goles todavía será más complicado.

Si para la salvación hacen falta 50 puntos, como media, el Huesca ya empieza a llevar un déficit que habrá que intentar recuperar. Con 6 puntos en 10 partidos, todavía queda mucho camino por recorrer.

Quique Hernández está realizando cambios y buscando la clave para dar ese cambio que no llega. La plantilla cada vez está acusando más esos golpes que recibe y el partido de este sábado, que ya ha empezado a preparar el equipo, empieza a tener una trascendencia importante.

Veremos como reacciona el Huesca y los aficionados que salieron de nuevo decepcionados del Alcoraz con otro resultado negativo y es que, excepto en la copa con el Xerez, los azulgrana no ganan en casa desde el pasado mes de mayo que vencieron al Valladolid.

Comentarios