El Gobierno de Aragón ajustará el gasto superfluo para pagar lo más importante

Ajustar el gasto superfluo para pagar lo más importante, esa es la receta que va a seguir el Gobierno de Aragón durante los próximos 4 años. Así lo aseguraba el Consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Roberto Bermúdez de Castro, en una entrevista concedida a Radio Huesca Digital. Entre los “intocables” está la Educación, Sanidad, Servicios Sociales y Justicia.

Audio sin título

El objetivo prioritario de 2012 es cumplir con el objetivo de déficit de 1’3%. Para ello, explica el consejero, habrá proyectos que en vez de realizarse en los próximos meses se desarrollarán a medio plazo, y otros proyectos estrella que se dejarán más a largo plazo.

En todo caso, negaba que los recortes lleguen después de las elecciones del próximo 20 de noviembre, sino que todo llegará con los presupuestos del año que viene, algo en lo que ya está trabajando su departamento.

Entre los gastos “superfluos”, por ejemplo, se encuentran las subvenciones a la participación ciudadana, que se eliminarán tras tener, este año, un presupuesto de 800.000 euros; algo similar ocurría con el dinero que se destinaba a las diferentes Casas de Aragón que hay en España.

En esta “situación dramática de crisis complicada”, como definía Roberto Bermúdez de Castro el escenario económico de la comunidad, el nuevo equipo se ha encontrado un Gobierno de Aragón “diferente a lo que dijeron”: los anteriores inquilinos del Pignatelli aseguraban que la Comunidad Autónoma cumplía con los objetivos de déficit y la realidad es que se debe el doble de lo que inicialmente se pensaba. Tan solo en 2011 el déficit asciende a 900 millones de euros, y hay facturas por valor de 500 millones que no se pueden asumir este año.

Comentarios