La SD Huesca vive su momento más complicado en 2ª División

Aunque a lo largo de estas cuatro temporadas se han vivido momentos difíciles e incluso partidos trascendentales para mantener la categoría como ante el Cádiz o en Vigo, nunca la situación había sido tan tensa como en la actualidad. Han pasado 11 jornadas y el Huesca no muestra atisbos de reacción. Los malos resultados y otras situaciones se llevaron por delante a Ángel Royo, pero  con la llegada de Quique Hernández no se ha mejorado y se podría decir que se ha empeorado puesto que los nervios y la desesperación se han apoderado de un Huesca que no termina de salir de la zona de descenso.

Audio sin título

Las tres últimas derrotas han terminado de encender las alarmas, si es que antes no se habían activado. El equipo lo intenta, pero no puede. Los goles no llegan y así es difícil conseguir victorias. Los rivales aprovechan cualquier opción para darle golpe tras golpe al Huesca que vio ante el Barcelona B y el Elche lo crudo que es fútbol cuando a un equipo todo le va en contra.

A pesar de esta situación, la plantilla se muestra confiada y unida, como señalaba el capitán Joaquín Sorribas tras el entrenamiento de este domingo. Está con mucha rabia de no poder conseguir buenos resultados y Sorribas anunciaba que seguirán trabajando con más ahínco, si cabe, para revertir los resultados y la mala clasificación.

No queda más que esperar la reacción, pero ahora el calendario tampoco ayuda. De momento hay que visitar al Almería el sábado que viene y recibir al Valladolid en el Alcoraz al siguiente encuentro. Será finalmente a las 16 horas. Precisamente los vallisoletanos son el último equipo al que los azulgrana ganaron en su campo y fue el pasado 29 de mayo.

Con 6 puntos en 11 jornadas está claro que hay un déficit de puntos que habrá que intentar recuperar cuanto antes. No sabemos cuánto tiempo se puede aguantar esta situación y cuánto aguantará una afición que está cada vez más desilusionada y eso que en los dos últimos partidos en el Alcoraz se ha portado de diez, acudiendo y apoyando a su equipo.

Semana importante en lo psicológico puesto que la plantilla ha recibido dos duros golpes ante el Barça B y el Elche de los que hay que recuperarse. Ahora más que nunca no hay que venirse abajo. Los rumores de cambios en el equipo ya empiezan a sonar, si bien el Huesca solamente tiene una ficha libre en estos momentos y tendría que ser de un jugador en paro como Rivas. Lo demás tendrá que esperar al mercado invernal, esperemos que no sea tarde.

Comentarios