Microband y su SMS llegan a Jaca con un espectáculo Músical de humor

Este domingo a las ocho de la tarde en el Palacio de Congresos de Jaca llega un espectáculo de música cómica, que bajo las siglas SMS, Strange Music Symphony, representa el dúo Microband, formado por Luca Domenicali y Danilo Maggio, con más de veinte años de experiencia sobre los escenarios.

Considerada entre las formaciones internacionales de mayor prestigio en el campo de la música cómica, conocidísima en Suiza y Alemania, y muy querida también por el público español, portugués y japonés, Microband con "S.M.S." ha elaborado una divertida "Sinfonía" con sorprendentes interpretaciones de las músicas más variadas, en las que los violines suenan tocados por arcos invisibles, las guitarras se transforman, las flautas aparecen de la nada, en un diluvio de notas, de gags y de increibles invenciones.

Se trata de un espectáculo cómico de música, de un fuerte impacto, tal y como ha señalado la crítica artística a lo largo del panorama internacional donde este dúo ha actuado. Teresa Lacasta, técnica de cultura del Ayuntamiento jaqués, destacaba el espectáculo así como el dúo Microband, a quien definía como ‘virtuosos’.

Una vez más el mundo de las siete notas ha sido saqueado sin distinción de autores, de épocas, de estilos: Beethoven y Rossini, Bach y Santana, Astor Piazzolla y Jethro Tull, Trovajoli y Belafonte, Paolo Conte y Brahms, Julio Iglesias y Bob Dylan, y tantísimos otros, han servido de inspiración a los dos volcánicos y desacralizadores músicos boloñeses. Después de haber ganado el Primer Premio del Festival Internacional de Lipsia en el 2000, Microband ha sido invitada a uno de los más prestigiosos escaparates teatrales del mundo, el Festival de Edimburgo, donde el periodista del Herald, comparándolos con el trabajo de Laurel & Hardy y de Spike Jones, escribe "..fragmentos de clásicos y de populares como nunca antes los habéis visto interpretar..."

Imprescindible por tanto este " S.M.S.", un espectáculo absolutamente original donde se unen el virtuosismo y la comicidad arrebatadores de los dos músicos, una original colección de instrumentos musicales (muchos de ellos construidos y transformados por ellos mismos), un ritmo vertiginoso y los gags surrealistas e irresistibles.