Los trabajadores de Margas Golf y Balneario votan la nueva propuesta de la patronal

Las Margas golf

Después de cuatro días de reflexión y valoración este lunes 7 de noviembre el Comité de Empresa de Margas Golf y el Balneario de Panticosa, conocerá la determinación que han tomado particularmente o en asamblea los trabajadores de ambas explotaciones hosteleras con la nueva propuesta de la empresa.

En el caso del Hotel Margas la patronal accede a no cerrarlo y abrir todas las semanas del mes de agosto, de Navidad, Semana Santa y los puentes largos, el resto del año sólo los fines de semana y cerrar en Noviembre.

Lo que representan 140 días de trabajo efectivo, y a los empleados le contabilizan 224 cotizados y cobrados, incluidos festivos y vacaciones. La empresa reduce 15 puestos de los 27 trabajadores. En el Balneario de Panticosa se contabilizan ocho meses de actividad, de los cuales siete serían de trabajo con clientes. Y de los 82 empleados se presentan 12 despidos.

Emilio Alloza de Comisiones Obreras ha comentado que desde la parte social han dejado claro a la patronal y la Dirección General de Trabajo, que "no se entiende que con mayor actividad se reduzcan los puestos laborales, salvo que se lleven a cabo contrataciones en determinadas épocas del año".

Con referencia a las indemnizaciones requieren que sean 29 días por año trabajado y que es aceptable este planteamiento contando con la voluntariedad de los trabajadores que quieran acogerse a las condiciones de despido y de trabajo. En todo caso es este lunes en la asamblea que se celebra por la tarde en Sabiñánigo donde deciden los afectados.

En Margas Golf el ERE que se había presentado, antes de la nueva oferta de la empresa, que debe ratificar la plantilla, contemplaba en principio el despido de 30 trabajadores, por lo que solamente se quedaría con una plantilla de ocho personas que contarían con el mes de agosto abierto y septiembre, octubre y noviembre cerrado y el resto de meses solo trabajarían los fines de semana y a media jornada. En el Balneario de Panticosa la cifra que barajaba la empresa estaba entre 9 y 22 trabajadores a los que rescindiría su contrato laboral.