La AEJ muestra su preocupación por las cifras del paro y su influencia en la juventud

La Asociación de Empresarios de la Jacetania, AEJ, ha informado de las cifras del paro del mes de octubre en esta comarca, datos que sitúan la cifra de desempleados en este mes en 1073 personas, un 1% menos que el año pasado en esa fecha.

En los datos de este mes se han percibido cambios de tendencias en casi todos los sectores, pero será preciso esperar más tiempo para ver si se consolidan. No obstante, los datos que siguen sin cambiar son los de las personas desempleadas sin empleo anterior, ‘un dato que deberíamos considerar como alarmante’, indican desde la AEJ; ya que se está convirtiendo en una situación crónica, que cada vez empeora más. Desde hace 4 años, en la Jacetania el paro en las personas sin empleo anterior ha empeorado un 103%. Esta situación podría llevar a la gente joven a abandonar este territorio en busca de lugares con mayores oportunidades, aunque tampoco lo tendrán fácil en otras partes de España.

La juventud española atraviesa por un momento dramático en lo que al tema laboral se refiere. Los datos oficiales de jóvenes parados, según los apuntes registrados en las oficinas públicas de empleo, ascienden a 418.898, cuando hace cuatro años. Reduciendo notablemente las perspectivas de empleo de la generación nacida en la segunda mitad de los años 80.

Lo más preocupante, según la AEJ, ‘es que estas cifras son ajenas al resto de la Unión Europea, constituyendo una situación prácticamente única en el continente. España está en cifras superiores al 40% de paro juvenil, Eslovaquia es el país que más se acerca, con un 33% de los jóvenes en paro, mientras que los Países Bajos o Austria apenas tienen uno de cada doce menores de 25 años inactivos. El drama se completa por las tasas de fracaso escolar, el 33% de los jóvenes españoles no termina la enseñanza obligatoria, y otro 26% no finaliza sus estudios de Bachillerato o FP. De este modo, las perspectivas de futuro no son nada halagüeñas, en un momento en el que aún se debaten las formas de salir de la crisis económica’.