Ibercaja y el Gobierno de Aragón sacan el “cheque tecnológico”

El Gobierno de Aragón e Ibercaja han puesto en marcha la tercera edición de la convocatoria “Cheque tecnológico”. Una acción dirigida a las Pequeñas y Medianas Empresas de Aragón, a partir de un convenio entre el Gobierno y la Obra Social de Ibercaja, para la implantación de innovaciones tecnológicas, desarrolladas por grupos/centros de investigación aragoneses.

Audio sin título
Audio sin título

El cheque tecnológico cuenta con un presupuesto total de 650.000 euros a distribuir entre las PYMES que lo soliciten, de cualquier sector, por orden de inscripción, siempre y cuando cumplan los siguientes requisitos:

Un programa que la Directora de la Obra Social Ibercaja, Teresa Fernández, ha explicado con todo detalle. “Es una acción consolidada en el tiempo. Llevamos tres años apostando por facilitar  la innovación a nuestras Pymes. El objetivo es dinamizar la economía y generar empleo, y tenemos que conseguir, no sólo que se creen nuevas empresas, también hacer sobrevivir y crecer a las que ya están. De ahí, el impulso que queremos seguir dando a este cheque”, ha asegurado.

Que la innovación tecnológica haya sido desarrollada como consecuencia de estudios y/o diagnósticos tecnológicos previos realizados individualmente a la empresa beneficiaria.

Que la innovación tecnológica proceda de un desarrollo propio del grupo/centro de investigación y que pueda aplicarse a la empresa solicitante.

Cada una de las empresas que soliciten la subvención, puede recibir una ayuda económica de hasta 8.000 euros. El fondo económico total proviene de la Obra Social Ibercaja, y la selección de proyectos corre a cargo de los técnicos de la Fundación ARAID, dependiente del departamento de Innovación y Nuevas Tecnologías. Existe el compromiso de resolver la convocatoria en el plazo de tiempo de un mes, desde que se cierra la recepción de solicitudes, y dar a conocer los proyectos finalmente seleccionados. El cheque se percibe una vez realizados y justificados los trabajos.  

En las dos primeras convocatorias de este “cheque tecnológico”, se consiguieron resultados muy satisfactorios: en la primera hubo 225 solicitudes, con 73 proyectos aprobados, y en la segunda, 174 solicitudes con 78 proyectos aprobados.

Teresa Fernández ha explicado que uno de los objetivos de esta ayuda es fomentar la transferencia de conocimiento desde los “excelentes grupos de investigación que hay en Aragón” a las empresas.

Objetivo en el que también ha puesto el acento el consejero de Innovación y Nuevas Tecnologías, además de recordar la particular apuesta del Gobierno por la colaboración público-privada. “En tiempos de penuria económica, éste sistema de funcionamiento es la clave para superar las deficiencias presupuestarias actuales. Y este Gobierno va a acentuar esa colaboración, también. Estamos convencidos de que el beneficio de la innovación no depende de las instituciones, sino de la colaboración que establezcamos con las entidades privadas”, ha recalcado.

También han aclarado que las Pymes que soliciten el cheque pueden pertenecer a cualquier sector, aunque desde el departamento, tal y como ha asegurado Lobón, sí que consideran prioritarias materias como la biotecnología, la agroindustria y todo lo relacionado con el desarrollo de la sociedad de la comunicación, donde Aragón puede obtener la excelencia.