Daniel Montorio será nombrado Hijo Predilecto de Huesca, a título póstumo

200401088 montorio.jpg

Los componentes del área de Relaciones Institucionales y Cooperación al Desarrollo del ayuntamiento de Huesca han decidido, por unanimidad, otorgar a Daniel Montorio Fajo, el título de Hijo Predilecto de Huesca, a título póstumo. La Archivera municipal redactó dos informes sobre Montorio. Uno sobre su biografía y recopilación de su trabajo y un segundo más ampliado. Ambos han sido revisados y valorados por los miembros de la Comisión, que decidían, en atención a su extensa trayectoria profesional, llena de calidad, concederle el nombramiento. El pleno municipal, que se celebrará a finales de noviembre ratificará esta decisión. El título se otorgará, de forma oficial, en un acto solemne que se celebrará el 22 de enero, festividad de San Vicente.

El protocolo municipal marca que estos actos estén siempre vinculados al día de San Vicente, San Jorge o San Lorenzo. Dado que Daniel Montorio nació en el mes de enero de 1904, se ha decidido el que el acto tenga lugar en ese mismo mes.

Fue su sobrino, Ángel Montorio, que en los últimos años se ha dedicado a recopilar y catalogar todo el trabajo de su tío, quien decidió presentar la solicitud en el ayuntamiento de Huesca hace unos meses. Una solicitud que ha sido aceptada, al entender que la figura de Daniel Montorio bien merece el nombramiento de Hijo Predilecto de la Ciudad, a título póstumo.

Daniel Montorio nació en Huesca en 1904. Se dedicó a la música desde muy niño. Gracias a una beca de la DPH, en 1919 fue a Madrid a estudiar en el conservatiro. Trabajó en salas de fiestas y llegó a formar parte de la orquestina privada del rey. A sus 24 años, empezó a relacionarse con el cine y a componer música de películas. Directores, entonces de moda, como Benito Perojo, Florián Rey, Sáenz de Heredia o Luis Buñuel contarón con su participación en las bandas sonoras. En los años 40, comenzó a hacer música de revista, y llevó la música de distintas compañías. También componía canciones, como "Soy minero", que inmortalizó Antonio Molina. Igualmente compuso himnos, entre ellos, el Himno a Huesca, que vino a estrenar a la ciudad en 1954. Daniel Montorio compuso la música de numerosos anuncios de radio o televisión. Las sintonías del Pegamento Imedio o de Okal son tan sólo dos ejemplos. También dirigió una compañía discográfica, con la que, al frente de una orquesta, grabó numerosos discos de música clásica. Falleció en 1982.

Comentarios