El PSOE apuesta por aumentar los ingresos, controlar el gasto y aumentar la eficiencia del sistema sanitario

El cabeza de lista al Congreso, Víctor Morlán, ha dicho que el PSOE apuesta por aumentar los ingresos, controlar el gasto y aumentar la eficiencia del sistema sanitario y “no se plantea llevar a cabo recortes ni aplicar el copago en la sanidad y eliminar esta prestación como está haciendo el PP en otras comunidades”.

Morlán ha hecho estas declaraciones en un desayuno en el que ha estado acompañado por María Victoria Broto y Enrique Villarroya, candidatos al Congreso; y por Margarita Périz, que se postula al Senado. Los candidatos han mantenido un encuentro informal con los medios de comunicación, en el que han expuesto las medidas de su programa electoral para garantizar “una sanidad pública, gratuita y universal”.

El candidato ha indicado que asegurar la suficiencia financiera de la sanidad pública a corto y medio plazo, aumentando los ingresos, generando ingresos finalistas, aumentando los tributos sobre el tabaco y el alcohol un 10%, eliminando los beneficios fiscales de las primas de seguros y mejorando la gestión de cobros a terceros, es una apuesta “clara” del partido socialista para garantizar la sanidad para todos.

Asimismo, ha añadido que otra de las propuestas es corregir la deuda que las Comunidades Autónomas tienen con los proveedores sanitarios, impulsando un acuerdo político para que en la próxima legislatura destinen al pago a proveedores 3.000 millones de euros anuales del nuevo sistema de financiación.

Morlán ha explicado que el nuevo sistema de financiación incluye líneas de crédito ICO, además de que se acordará con las Comunidades Autónomas mecanismos contables y de control adecuados para asegurar el destino finalista de esos fondos.

También ha destacado otras iniciativas como controlar los costes estructurales para garantizar la sostenibilidad del sistema público a largo plazo, mejorando la eficiencia y reduciendo costes; diseñar estrategias de coordinación entre el sector social y el sanitario para atender mejor a los pacientes crónicos; o mejorar y potenciar la Atención Primaria, con más autonomía, más capacidad resolutiva y menos burocracia.