La DPH promueve un decálogo de medidas en entidades locales para combatir el cambio climático

La Diputación Provincial de Huesca, a través del programa Rete 21, la Red de Entidades Locales por la Sostenibilidad del Alto Aragón, promueve un decálogo de medidas para combatir el cambio climático por once ayuntamientos de la provincia y la Comarca del Sobrarbe. Sus representantes se han comprometido a implantar estas acciones en las sedes consistoriales y comarcal, con el objetivo de reducir el nivel de emisiones de gases de efecto invernadero.

Esta iniciativa se forjó en una reunión del equipo de trabajo de Rete 21 a finales del mes de octubre, presidida por la diputada responsable de Medio Ambiente de la DPH, Lucía Guillén, y en la que participaron representantes políticos y técnicos de las entidades locales, así como personal de la Diputación. La diputada hizo especial hincapié en que el decálogo sea fruto de “una acción conjunta, debatida por todos”, al tiempo que resaltó que las medidas “son sencillas, de bajo coste y se pueden implantar en otras instituciones y en el ámbito doméstico como ejemplo de buena conducta medioambiental”.

En materia de papel, se propone fomentar en los pliegos de contratación la compra de celulosa reciclada y establecer buenas prácticas como la impresión por las dos caras, la compra de cartuchos de tóner reciclados o el empleo de fuentes tipográficas con menor consumo de tinta, entre otros aspectos. El ahorro de agua se favorece a través de sistemas como cierres automáticos de grifos u optimizadotes de caudal, mientras que se insta a reducir el consumo energético con medidas como retrasar el encendido del alumbrado navideño y regular la temperatura de la calefacción a 21 grados centígrados en horas de trabajo y a 16 grados en el resto del horario.

Más allá de las acciones del día a día, en el decálogo aparecen otras cuestiones relacionadas con la educación ambiental, para promover la sensibilización en aspectos domésticos, y con los hábitos saludables, como ir a pie, subir por las escaleras en vez de utilizar el ascensor, reducir el consumo de carne o promover el consumo de productos locales. Por otra parte, se promueven los incentivos a los empleados de los ayuntamientos y la Comarca del Sobrarbe para que utilicen el transporte público, colectivo, la bicicleta u opten por ir a trabajar a pie. Y, por último, se propone sustituir los productos de limpieza habituales por otros de menor impacto ambiental.

Este catálogo de medidas se pretenden implantar en los ayuntamientos de Barbastro, Sabiñánigo, Almudévar, Binéfar, Fraga, Graus, Huesca, Jaca, Monzón, Sariñena y Tamarite de Litera, además de en la Comarca sobrarbense. Todos ellos participan en el programa de Agendas 21 locales, en el que comparten experiencias y desarrollan herramientas conjuntas en pro de una gestión sostenible de la provincia. Las acciones, así como el decálogo acordado, se pueden consultar en la página www.rete21.es.