Los dos capiteles románicos del Ayuntamiento de Jaca pasan a formar parte del MDJ

Tras la reapertura del Museo Diocesano de Jaca el 9 de febrero de 2010 uno de los objetivos planteados por el MDJ fue la recuperación y puesta en valor del antiguo claustro románico de la Catedral de Jaca y que despareció en su configuración románica en el siglo XVII cuando, debido al estado de ruina en el que se encontraba, sus crujías se cerraron y sus capiteles románicos quedaron repartidos por distintas dependencias catedralicias y casas particulares.

En esta misma sintonía y con la filosofía de proteger el rico patrimonio de la ciudad de Jaca, la Junta de Portavoces de la corporación municipal jaquesa en sesión ordinaria celebrada el 16 de febrero de 2010, aprobó por unanimidad “entregar en depósito el capitel y la columna que se encuentran en el Ayuntamiento de Jaca al Museo Diocesano de la Catedral de Jaca, para su restauración y exposición en el claustro del mismo”. Y un mes más tarde en el Pleno municipal de 24 de marzo de 2010 se aprobó igualmente entregar en depósito el otro capitel románico con la misma finalidad.

Pero el compromiso de la corporación municipal fue mucho más allá del simple depósito de las piezas en el remodelado museo, puesto que también se comprometió a asumir el coste del traslado de los mismos y su restauración. Por ello el 20 de mayo de 2011 se destinó una partida presupuestaria para la restauración de dichas obras y se adjudicaron los trabajos de restauración a la empresa Antique S.l. Restauración de Arte de Almudévar (Huesca).

Finalmente el miércoles 3 de noviembre de 2011 se procedió al traslado de los dos capiteles y el fuste desde el Ayuntamiento de Jaca dónde se encontraban (en las escaleras de acceso al Salón de Ciento) al Museo en dónde se ha habilitado la sala de usos múltiples como taller de restauración. Los trabajos de limpieza y restauración de las piezas está previsto que finalicen hacia mediados de diciembre de 2011 procediéndose después a su colocación y exposición en el claustro de la Catedral de Jaca.

Las piezas que han pasado a formar parte de la colección estable del MDJ son dos capiteles y un fuste de columna, todos ellos románicos, procedentes de la Catedral de Jaca y que quizás formaron parte del antiguo claustro románico. Se trata de un capitel vegetal y otro figurado con la representación de unas arpías (monstruo mitológico mezcla de busto de mujer y cuerpo de ave rapaz con garras afiladas).

El estado de conservación de las piezas es desigual: El capitel de motivos vegetales se encuentra en buen estado de conservación y su limpieza se basa en la eliminación de capas superficiales de polvo, suciedad, restos de cal y cemento. El capitel de las arpías, por su parte, presenta un mayor grado de deterioro pues varios de sus motivos decorativos han desaparecido casi completamente producto de una erosión prolongada al haber estado situados a la intemperie mucho tiempo antes de haber sido recolocados en el ayuntamiento. A ello hay que añadir la acumulación de polvo, barro, cal y carbonataciones producidas por solidificación de sales por lo que se está procediendo a su limpieza mecánica y química.

Desde el Obispado de Jaca y el Museo Diocesano se quiere agradecer públicamente tanto a la actual Corporación Municipal presidida por Víctor Barrio, como a la anterior que presidió Enrique Villarroya, su labor de salvaguarda de estas obras románicas y su apuesta firme y decidida de contribuir con este gesto a cumplir el objetivo de recuperar los capiteles, columnas y basas románicas que en su día conformaron el claustro de nuestra catedral devolviéndolos a su espacio original para su exposición pública y deleite de todos los amantes del arte.