Ecologistas en Acción critica la actuación de J.M Agullana en la recalificación de unas fincas en Aneto

Ecologistas en Acción Ribagorza denuncia la recalificación de unas fincas en la población de Aneto, de las que el mayor propietario es José María Agullana, actual alcalde de Montanuy, al igual que en las tres últimas legislaturas. Fincas que, en caso de venderse, reportarían unos beneficios de más de un millón y medio de euros al primer edil del mencionado consistorio.

Audio sin título
Audio sin título

Desde la formación ecologista, Mariano Polanco explicaba que de este modo, se ponen en evidencia unos datos, calificados de “sorprendentes”, en base a indagaciones acerca de cuestiones de acceso público. Pesquisas que comenzaban al conocerse la noticia de la puesta en venta de una parcela urbanizable de 15.000 m2 por 2.750.000 euros en la zona; lo que llamaba la atención de Ecologistas en Acción Ribagorza, señalaba Polanco.

La tal parcela resulta corresponder, según Polanco, a las unidades de ejecución número uno y dos del pueblo de Aneto. Unidades de ejecución que fueron aprobadas en un controvertido Plan General de Ordenación Urbana, que permite la ubicación de una estación de esquí en el valle de Castanesa y la construcción de 4.000 nuevas viviendas en un municipio en el que apenas viven 120 personas.

Proyecto, el de la ampliación de Cerler por Castanesa y su consecuente desarrollo urbanístico, que tildan de aberrante, desde Ecologistas, y del que “creemos, esperamos y vamos a luchar porque no se lleve a cabo”, indicaba Polanco.

Ecologistas en Acción Ribagorza denuncia que aunque la venta se presenta como una única parcela, la realidad es que está compuesta por varias fincas, de las que el mayor propietario es José María Agullana Palacín. Parcelas con la siguiente denominación catastral 22217B003002770000OT-22217B003002780000OF- 22217B003002840000OK, que suman un total de 8.231 m2 de los 15.000 en venta.

Las fincas, explicaban desde la formación ecologista, han sido recalificadas de rústicas a urbanas siendo el propietario, alcalde del municipio y uno de los principales autores y beneficiarios del PGOU de Montanuy; por lo que tildan de “autorrecalificación” unos terrenos que, en caso de llevarse a cabo la venta, reportarían unos beneficios de más de un millón de euros al actual alcalde. Cifra que contrasta con los 5.000 euros que, asegura Polanco, hubiera obtenido por esta superficie como fincas rústicas de aprovechamiento para pastos.

Mariano Polanco manifestaba su desconcierto y tachaba la actuación de “poco ética” y ligaba dicha práctica a los restos de “décadas prodigiosas que nos han sumido en esta crisis”, matizaba.

De igual manera, recordaba que Agullana es miembro, a título personal del consejo de administración de la empresa “Castanesa Nieve”, propietaria de todas las fincas compradas por Aramón en el municipio y asimismo, reclasificadas de rústicas a urbanizables.

Polanco manifestaba que a las tesis ecologistas el tiempo les da la razón ya que luchan con la fuerza de la razón, contra la razón de la fuerza. Acuñaba que se trata de hechos incontestables y perfectamente demostrados, y destacaba la importancia de que la población sepa qué pasa en su entorno. Algo, decía, difícil y conflictivo pero que se debe hacer por ética y altruismo, valores que tienen presentes desde Ecologistas en Acción, concluía Polanco.