Disminuye notablemente el número de sacramentos que se administran en la Diócesis de Huesca

Coincidiendo con la celebración del Día de la Iglesia Diocesana, la Diócesis de Huesca ha hecho públicos los datos más significativos correspondientes a 2010. Está dividida en seis arciprestazgos, que cuentan con un total de 211 parroquias y 86 sacerdotes. De los datos dados a conocer, se desprende que aumentan las comuniones, pero descienden los bautismos, las confirmaciones y, sobre todo, los matrimonios canónicos. También ha aumentado el número de niños y jóvenes matriculados en centros católicos de enseñanza concertada.

En el año 2010, la diócesis contaba con un total de 86 sacerdotes diocesanos, los mismos que el año anterior. De ellos, 72 residían en la diócesis y 14 se encuentran fuera de ella. Había 6 seminaristas, 222 religiosas y 23 religiosos.

La diócesis de Huesca sigue celebrando numerosos sacramentos, pero salvo las Primeras Comuniones, todos fueron a la baja el año pasado, bautismos, confirmaciones y matrimonios. En 2010 hubo 503 bautismos (34 menos que el año pasado), 453 primeras comuniones (16 más), 167 confirmaciones (16 menos) y tan sólo 149 matrimonios canónicos, frente a los 220 del año 2009, lo que supone 71 menos.

Por otro lado, 3.224 niños y jóvenes se formaron en las aulas de 3 jardines de infancia y 5 centros de educación primaria, secundaria y bachillerato. Son 444 alumnos más.

Y, finalmente, la diócesis también ofrece datos sobre sus centros asistenciales y sociales. El pasado año, fueron atendidas 530 personas a través de las 6 casas para ancianos, enfermos crónicos, inválidos y minusválidos con las que cuenta. Hubo 128 casos tratados en el Centro de Orientación Familiar, a través de 458 consultas. Se atendieron 3.549 personas en los centros y puntos de acogida para mitigar la pobreza, asistencia a emigrantes y si ntecho, dentro del centro de emergencia social. Se asistió a 167 personas en el centro interdiocesano de rehabilitación de drogadictos, y se atendió a 198 mujeres víctimas de violencia y ex-prostitutas (125 menos que el año anterior).

Durante el pasado año, a través de las campañas promovidas desde Cáritas, Obras Misionales y Manos Unidas de la Diócesis de Huesca y gracias a la generosidad de muchos diocesanos, se han destinado 309.000 euros a los países más desfavorecidos y necesitados del mundo.