Sariñena solicitará a la DGA el aplazamiento de diez años del pago de 240.000 euros

El Ayuntamiento de Sariñena aprobaba por unanimidad en sesión de pleno extraordinario la solicitud al Gobierno de Aragón de aplazamiento de diez años habida cuenta de la situación financiera del mismo. Dicha petición responde al requerimiento del Gobierno autónomo de la devolución de 240.000 euros procedentes de una subvención del Departamento de Presidencia en 2008 para la realización de unas obras en las inmediaciones de la ermita de Santiago de Sariñena.

Audio sin título
Audio sin título

El alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, explica que las alegaciones presentadas para eximirse del pago son económicas, dada la ausencia de liquidez del consistorio. El dictamen que se enviará al consejero de Presidencia especifica un informe del interventor municipal sobre la situación económica del Ayuntamiento. Los pretextos presentados por el consistorio ya se hicieron anteriormente pero ahora con el informe definitivo de la DGA se pide un aplazamiento, el más largo posible, que es de diez años. Villellas declara que “es imposible hoy en día asumir ese gasto dada la situación económica del Ayuntamiento”.

Expone del mismo modo la posibilidad de que el propio Gobierno de Aragón o el Tribunal de Cuentas tomen medidas al respecto o intervengan en el caso. Además, la nueva corporación municipal no se pronuncia de manera determinante sobre la existencia parcial o total o incluso inexistencia de las obras, algo que sí denunciaba Izquierda Unida, sin representación municipal, solicitando al equipo de gobierno que llevara el caso a Fiscalía Anticorrupción para “depurar responsabilidades”.

Por su parte, la portavoz del PSOE, Lorena Canales, alcaldesa de la anterior legislatura, reitera la defensa de la existencia de las obras en el entorno de la ermita. De hecho, asegura que su intención es “tomar medidas jurídicas si se vuelve a insistir en el tema”. Paralelamente denuncia la inexistencia del supuesto informe redactado en 2008 por el entonces interventor municipal que decía que la obra nunca llegó a ejecutarse siendo desviados parte de los fondos a gasto corriente. Asegura que “el informe desfavorable en el expediente no está, si esta alcaldesa hubiera sabido que existía dicho informe hubiera puesto orden antes de que llegara todo esto”.

En cuanto a la responsabilidad de la “pérdida” de la subvención explica que “existe una mala justificación, sobre todo por parte de intervención”. Añade, “existe una orden interna de la DGA, que desconocíamos, de que esa subvención no debería de haber sido de ese departamento y otra orden (también desconocida) que no deja justificar este tipo de subvenciones por administración como lo hicimos nosotros, es decir, hacer parte de la obra con materiales y personal del Ayuntamiento”.

Canales justifica el voto a favor de la solicitud de aplazamiento del pago asegurando que “a mi me pasó lo mismo al principio de la legislatura con otra subvención, cuando hay una parte de la subvención mal justificada eso es insalvable y es lo que nos ha pasado. Por eso en el pleno hemos votado a favor, porque si es insalvable por lo menos que sea lo menos gravoso posible para el Ayuntamiento de Sariñena”.

Comentarios