Treinta años después se retoman las Jornadas “El Legado de Costa”

El profesor de la Universidad de Zaragoza, Eloy Fernández Clemente, era el encargado, este miércoles, de inaugurar, en la capital oscense, las II Jornadas "El Legado de Costa", que se desarrollan hasta el viernes en las tres localidades que le vieron nacer, crecer y morir: Monzón, Huesca y Graus. Un encuentro con el que se cierra el programa de actos conmemorativos del centenario de la muerte de Joaquín Costa en la provincia de Huesca. Un político, intelectual y periodista altoaragonés, y un “eminente científico”, sin embargo poco reconocido en la época en la que le tocó vivir.

Más de una veintena de pensadores se dan cita en estas jornadas, continuación del camino iniciado en un encuentro que tuvo lugar hace ya treinta años en la capital oscense y que, con el mismo nombre, sirvió de punto de partida para el costismo contemporáneo, que pretende recuperar y modernizar la vida y obra de este ilustre altoaragonés.

Para Fernández Clemente, uno de más destacados especialistas, “si Costa se hubiera dedicado a una sola materia hubiera sido Premio Nobel”. De él también dice “fue un gran pionero de las Ciencias Sociales”.

Su aportación en diferentes campos y su prolífica obra ha sido motivo de estudio para numerosos especialistas. Sin embargo, no fue hasta los años 60 cuando se retoma de nuevo el trabajo iniciado por el biógrafo George Cheyne.

Esta reunión itinerante, además de saldar la deuda intelectual y moral de las poblaciones más importantes de la vida de este ilustre personaje, sirve también para reunir a sus familiares con los más importantes investigadores de su antepasado.

El encuentro continúa este jueves en Monzón, donde nació Joaquín Costa, para abordar lo más relacionado con temas políticos, agrarios y periodísticos, así como su influencia en la Institución Libre de Enseñanza.

La segunda jornada se cerrará en el Salón del Trono del Museo de Huesca a las 20.30 horas, con la representación del espectáculo teatral “Costa: sombras nada más”, escrito y dirigido por Jesús Arbués, en el que la existencia del intelectual aparece a través de los ojos de otros personajes que convivieron con él.

Por último, el viernes la actividad se trasladará hasta Graus, para abordar cuestiones como el colonialismo y la personalidad de este poliédrico personaje.