Baxter Sabiñánigo en su próximo reto "el transporte por ferrocarril"

El director general de Bieffe Medital de Sabiñánigo, del grupo Baxter, Santiago Castán, ha agradecido en nombre del equipo directivo y de los trabajadores el Premio a la excelencia Empresarial en Aragón 2011, “ya que refleja el esfuerzo continuado del equipo de laboratorio en ofrecer la máxima calidad “.

Audio sin título

Precisando en sus declaraciones a esta redacción que “se debe continuar trabajando y en los actuales momentos un 25% de su esfuerzo personal esta en reducir el coste por transporte, que se ha incrementado en un 40%, por lo que para garantizar el futuro de la planta es necesario el ferrocarril, desde Zaragoza o Monzón, con la reapertura del Canfranc, ante otros proyectos a largo plazo, sacar un tren semanal y llegar al corazón de Europa”.

Este tema ya lo ha expresado en más de una ocasión y lo ha comentado con el director de Ercros, José luis Bergés, de cara a la plataforma de carga. Ha recordado la frase de Juan Claver, director de Aragonesas, de para seguir adelante, “ es necesario el cambio y la renovación para seguir adelante.”

Por lo que Castán ha recordado que “Baxter Sabiñánigo es, hoy por hoy, una de las fábricas más automatizadas de Europa y la consistencia en sus resultados y su baja variabilidad han hecho de esta planta una referencia para las demás plantas europeas de la compañía. La planta serrablesa representa una historia de innovación y mejora continua, manteniendo el equilibrio entre costes, calidad, seguridad y medioambiente con unos resultados sólidos y sostenidos”.

Para el director es un gran plus y energía el ser de la tierra, “ se ven las cosas de otra forma y se lucha por ello, ya que no se imaginaba cuando llego desde Madrid, en 1993, con 57 empleados y cuatro líneas de producción , se llegara un crecimiento de alrededor de 400 empleados y 14 líneas que producen más de 125 millones de unidades al año de la bolsa Viaflo “. Pero para poder competir en los actuales momentos es necesaria esa mejora del transporte, con los productos de suero que se elaboran con agua del Pirineo.

La planta es una de las más importantes de la multinacional en Europa, pues Viaflo representa casi el 70 por ciento del negocio de la empresa en el Viejo Continente. En sus 56.000 metros cuadrados produce 125 millones de unidades al año y exporta aproximadamente el 75 por ciento de su producción fuera de España, cuyos destinos son Europa, Oriente Medio y África. "De aquí salen entre 15 y 20 camiones cargados de mercancía al día”.

El ocho por ciento de la población activa de Sabiñánigo trabaja en la fábrica de Baxter. El material con el que se fabrican las bolsas llega desde tierras suizas. En Sabiñánigo se le somete a un proceso automatizado durante el cual sufre cambios de temperaturas que dan como resultado una lámina flexible, multicapa, de poliolefina, moldeada por inyección.

A continuación, las bolsas pasan por una lluvia de agua hirviendo, para asegurar su desinfección, y cada unidad es cubierta por otra bolsa, esta vez, protectora. Tan sólo resta que superen el control de calidad, para que sean manufacturadas en cajas y guardadas en un almacén automatizado con capacidad para 6.000 palés.

Entre la maquinaria, las precauciones de los empleados son rigurosas; la máxima decoración que sostienen las paredes son carteles que rezan consignas de seguridad e higiene y ningún trabajador es visto sin sus correspondientes mono, guantes y mascarilla.