Los empresarios jacetanos dispuestos a buscar soluciones al canon de saneamiento

Empresarios Jaca Radio Jaca

Los representantes de los empresarios de Jaca, tanto la AEJ, Asociación de Empresarios de la Jacetania, como ACOMSEJA; Asociación de Comercio y Servicios de la Jacetania, han expresado su malestar por el canon de saneamiento que se ha aplicado a los establecimientos hosteleros en la comarca, pero también están dispuestos a solucionar esta situación, y proponen varias fórmulas, incluyendo el pagar de su bolsillo la instalación de contadores, para que el pago del consumo de agua sea real, y no una estimación.

Para hacerse a una idea, en la estimación que se ha pasado a los hosteleros jacetanos, un restaurante de Jaca paga por un consumo de 100 litros por día y comensal, lo que supondría para un restaurante con capacidad de 90 personas, un consumo mensual de 270 m3. Mientras, un restaurante de Huesca con capacidad para 150 comensales y con contador de agua está pagando por unos 90 m3 de agua al mes. Por eso, los empresarios de Jaca no entienden cómo han calculado los técnicos el consumo en la Jacetania, ya que la estimación está muy lejos de la realidad.

El vocal de Hostelería de ACOMSEJA, Fran Ponce, ha explicado que entre las incoherencias de este canon, no entiende por qué solo se aplica a los hosteleros y no a otros gremios que también usan agua en sus negocios. Ponce ha hecho hincapié en la búsqueda de soluciones, y por ello ha indicado que la reunión de la próxima semana entre Ayuntamiento y DGA es el mejor paso, para ‘ir todos juntos a exigir al Gobierno de Aragón una solución’.

Por su parte, el presidente de la AEJ, Pedro Marco, ha explicado que ya llevan meses intentando solucionar la forma en la que se aplica este canon, y por eso ya en febrero presentaron, junto a Asociación Provincial de Hostelería un recurso que aún no ha sido contestado.

Todos los que han tenido que pagar el canon de saneamiento coinciden en calificar de ‘injusta’ la estimación para el cobro, y también están de acuerdo en que lo que hay que hacer ahora es buscar soluciones, porque nadie desea que el año que viene se repita esta situación. Colocar los contadores de agua sería la solución más efectiva, pero también se podría recalcular la estimación de consumo, que al parecer de los empresarios, no tiene nada que ver con la realidad.