Todo preparado para el comienzo de la temporada invernal

Panticosa nieve frio romonte

Si condiciones del tiempo lo permiten la última semana de noviembre o la primera de diciembre, está previsto que comience la temporada invernal. De momento las reservas en los hoteles para el puente de la Constitución e Inmaculada son contenidas. Las estaciones tienen todo preparado para poner en funcionamiento los remontes. Para ello es necesario que la nieve vuelva al Pirineo.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

Desde las estaciones de esquí, Octavio Salanova director de Astun, y Pascual Pérez jefe de montaña de Formigal, han señalado que nevó hace unos días en la cota 1.700 metros. Ahora tenemos nieve a partir de 2.000 – 2.200 metros. Necesitamos que bajen las temperaturas para poder fabricar nieve artificial y que nos llegue la nieve natural.

De momento estamos en tiempo otoñal. Desde las estaciones se señala que no hay que ponerse nervioso, ya que la nieve puede llegar en cualquier momento,

Mientras las reservas en los hoteles de cara al puente de la Constitución e Inmaculada, a fecha de hoy pueden calificarse de contenidas. Desde la asociación Turística del valle del Aragón, su gerente Ángel Bandres, ha señalado, que los responsables de los centros invernales y los hoteles, esperan que la temporada sea como mínimo, igual que el pasado año.

Gran parte de las reservas en las estaciones y hoteles se realizarán en las jornadas previas al comienzo de la temporada

Durante estos días la nieve aragonesa ha estado promocionándose en las principales ferias y ciudades de nuestro país. Desde la asociación turística valle del Aragón se ha destacado el esfuerzo que han realizado los hosteleros y las estaciones en la contención de los precios al público, para ser competitivos.

Este año las estaciones aragonesas han invertido en mejoras 5 millones de euros. Recordamos que la nieve en el Pirineo aragonés conlleva 1.300 puestos de trabajo directos y 15.000 indirectos. Gran parte del motor económico del Pirineo aragonés dependerá del funcionamiento y desarrollo de la temporada invernal.

DATOS DE LA NIEVE

Las 7 estaciones aragonesas, que generan 1.300 empleos directos y 15.000 indirectos durante los meses de invierno, acogieron en la pasada temporada a 1.667.000

La nieve genera una riqueza en Aragón de 605 millones de euros al año.Las últimas temporadas, aún con crisis, se han salvado con buenos números.

El gasto medio diario por esquíador durante la campaña 2010 fue de 147 euros en el Pirineo de Huesca y de 92 euros en Teruel. El reto de este año esta centrado en seguir creciendo en clientes y usos. El objetivo es alcanzar los 2 millones de usos.

Todas las estaciones de esquí alpino del Pirineo de Huesca y de Teruel se encuentran en estos momentos gestando distintos proyectos encaminados a conseguir renovación de instalaciones y creación de nuevos dominios. La crisis ha frenado el desarrollo de algunos de ellos.

Al esqui alpino hay que añadir la reivindicación de los aficionados al “nórdico” que empiezan a solicitar mejoras en los actuales circuitos y construcción de infraestructuras.

Todos los agentes sociales implicados en el sector hablan de un temporada "llena de incertidumbres" y con una crisis más acentuada. Todas las estaciones trabajan para mejorar sus resultados

Para lograrlo cada una "optará por una política propia" de ofertas, que puede pasar por rebajas o congelación en los precios Desde Atudem se indica que cada euro de gasto en los remontes se multiplica por ocho o por nueve cuando se incluye el gasto en otros establecimientos de alojamiento, restauración y comercios, entre otros. Los cálculos de Atudem apuntan a que el sector mueve unos 1.000 millones de euros anuales y garantizan el empleo en la zona a unas 7.000 personas directamente (estaciones) y otras casi 50.000 de forma indirecta

En estos momentos las estaciones aragonesas trabajan en la selección de personal, en la adecuación de distintos trabajos de mejora de las instalaciones, la puesta a la venta de los abonos de temporada, las promociones, en las revisiones de remontes y en la puesta a punto general.

En Pirineo ya ha recibido las primeras nieves y se ha puesto la mirada en final de noviembre, para si las condiciones lo permiten, ir abriendo progresivamente los centros invernales.

La puesta en marcha de la temporada supone una importante inyección económica para una buena parte de las comarcas del Pirineo.