Cerca del centenar de personas se forman musicalmente en el Valle de Benasque

A pesar de no haber programado ninguna actuación conmemorativa del día de Santa Cecilia; el Valle de Benasque cada vez cuenta con mayor afición a la música en relación con la población existente en el territorio. La escuela de referencia del valle, La Ball, se encuentra inmersa en la puesta en marcha de diferentes novedades que arrancaban este curso escolar, como la asignatura de teatro musical o el combo de rock, y las audiciones previstas para fechas navideñas.

Actividad musical que, en un altísimo porcentaje, gira en torno a esta escuela que cuenta con diversos grupos y variadas disciplinas y estilos musicales. Se mantiene la orquesta, que ha comenzado a trabajar semanalmente por secciones y ensayar en conjunto de manera mensual. La banda y la orquesta de guitarras continúan su andadura musical y el consolidado combo de jazz se ha convertido, dadas sus dimensiones y componentes, en una “big band”.

Desde el centro reiteraban la afición y el amor por la música en un valle con escasa población fija. Alrededor del centenar de alumnos se forma en la escuela, y todas las actuaciones llevadas a cabo cuentan con buena afluencia y acogida por parte del público.

En este curso 2011-2012 se han retomado el grupo de música tradicional, en el que también participan usuarios de El Remós, y el combo de rock, formado por alumnos de música moderna.

De momento el centro se encuentra inmerso en las audiciones previas a las fiestas de Navidad, según explicaba Pilar Blázquez, directora de la escuela, que este año estarán diferenciadas en función del instrumento. A escenarios como el pabellón polideportivo o el Centro de Ciencias Pedro Pascual de Benasque, esperan poder incorporar este año el Palacio de los Condes de Ribagorza.