Las reservas de agua y nieve siguen siendo escasas

Avanza el otoño (estamos a tan sólo un mes de la Navidad) y las reservas de agua y de nieve en la provincia de Huesca son todavía escasas. En la última semana han aumentado las reservas en los embalses en tan sólo 30 hectómetros cúbicos de agua. En el Pirineo hay 70 hectómetros cúbicos de agua en forma de nieve (una cantidad menor al promedio de los últimos cinco años).

EMBALSES

En los embalses de la provincia de Huesca todavía se está lejos de la situación ideal (hay un importante déficit hídrico respecto al año pasado).

Tanto El Grado como Mediano suman 209 hectómetros cúbicos; este complejo está al 50 por ciento de su capacidad total de almacenamiento (hay que tener en cuenta que además 160 hectómetros de El Grado son de embalse muerto). La situación no es mejor en La Sotonera, ya que está a tan sólo el 33 por ciento. Son los embalses del sistema de Riegos del Alto Aragón.

Barasona, en el sistema del Canal de Aragón y Cataluña, ha alcanzado el 65 por ciento; los problemas se sitúan en el río Noguera Ribagorzana, debido a que Canelles sólo está al 36 por ciento y Santa Ana al 47 por ciento.

Vadiello, del que se abastece la ciudad de Huesca, cuenta con 11 hectómetros cúbicos de agua (está al 69 por ciento).

NIEVE EN EL PIRINEO

En la cuenca del Gállego hay acumulados nueve hectómetros cúbicos de agua en forma de nieve, en el Cinca 36 y en el Ésera 22.

CAMPOS DE SECANO

La situación en los campos de cereal de invierno (cebada y trigo) es, en cambio, muy buena, ya que se ha producido la nascencia del grano en buenas condiciones y la evolución de las plantas es satisfactoria (a la espera del frío propio del invierno, necesario para el fortalecimiento del vegetal).