La Comisión de Servicios de Monzón aprueba la modificación de dos ordenanzas municipales

La Comisión de Servicios del Ayuntamiento de Monzón informaba sobre la modificación de la Ordenanza Municipal de Terrazas y Veladores y la de Taxis. Por otro lado, también dio el visto bueno a los nombres de dos calles.

Durante el invierno, la Ordenanza de Terrazas y Veladores se modifica para adaptarla a la Ley Antitabaco. De esta manera, se reglamenta la instalación de elementos protectores, cerramientos y techados para que éstos no vulneren el contenido de la citada Ley ni otras normativas municipales. Los grupos de la oposición se abstuvieron.

El concejal del área, Ángel Escuder, explicaba que “cada día es mayor el interés de los profesionales del sector hostelero por instalar veladores en la época invernal, los cuales deben sujetarse a las limitaciones y obligaciones que marca el Ayuntamiento. Ante la reciente modificación de la Ley Antitabaco, se impone acomodar la Ordenanza a todo lo referido a los espacios públicos en los que está permitido fumar”.

Ante la proliferación de cerramientos, sombrillas y paramentos de diversa índole, el Ayuntamiento regula distintas cuestiones: cómo deben colocarse, las medidas y distancias o los aspectos estéticos. Asimismo, también se diferencian las zonas peatonales de las que no lo son, y se tiene en cuenta la ocupación de aceras y espacios públicos.

En cuanto a la modificación de la Ordenanza de Taxis, tiene que ver con las sanciones por faltas graves y leves. Hasta la fecha, al profesional que cometía una falta grave se le imponía directamente la sanción de la retirada de la licencia de tres a seis meses. Ahora, la primera falta conllevará una multa económica de 600 euros, y será la segunda la que implique la retirada de la licencia. Las faltas leves conllevarán amonestación y multa de 50 euros, y se elimina la posibilidad de dejar la licencia en suspenso quince días.

Escuder apuntaba que “el espíritu de la modificación se resume en que el primer castigo no sea tan tajante como lo es la retirada de la licencia del profesional. Si entre la primera falta grave y la segunda han transcurrido más de cinco años, el efecto acumulativo desaparece”.

Finalmente, en la comisión de Servicios se aprobaba por unanimidad los nombres de “Bolilleras” y “Silleros” para dos calles de la barriada situada entre la avenida de Lérida y la calle La Balsa, en las que todas las vías se nombran con oficios tradicionales (Hilanderas, Alfarero…)

Comentarios