Rudi ofrece apoyo a las PYMES del sector del comercio para remontar su pérdida de fuerza

El Observatorio Aragonés del Comercio, que se constituía este miércoles, nace como una nueva herramienta que pone en marcha el Gobierno de Aragón, con el objetivo de consolidar y modernizar el sector, fomentar la creación de nuevos empleos y mejorar la calidad de los servicios prestados. La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, recordaba que el comercio se configura en Aragón como un sector estratégico, ya que una de cada cuatro empresas es un comercio y hay más de 25.000 establecimientos comerciales en la comunidad.

Rudi añadía que, a pesar del dinamismo del sector, la crisis económica ha producido un notable deterioro de su actividad, hasta el punto de que el número de personas ocupadas en el sector minorista, en estos momentos, es inferior al del año 2000.

La presidenta de Aragón admitía que el Gobierno de Aragón es consciente de la situación de pérdida de fuerza que atraviesa el sector del comercio aragonés durante los últimos años, y por ello, aseguraba, está comprometido a ejercer una política de apoyo, que busca invertir la tendencia mediante el establecimiento de ayudas a las PYMES de comercio y servicios, tanto en lo referente a la calidad en la atención al cliente, como en la introducción de nuevas tecnologías. El ejecutivo autónomo se ofrece para liderar el cambio, pero quiere contar con la participación y colaboración de quienes más saben del sector, que son los propios comerciantes.

El Observatorio Aragonés de Comercio nace con el objetivo de ser participativo en el diseño y elaboración de políticas comerciales, y de dotar de valor añadido en áreas como la transparencia, para adoptar decisiones e incrementar la eficacia y eficiencia en la utilización de fondos públicos para el fomento de la demanda interna.