Ciencia y arte, unidos en el reloj solar del Parque Universidad

La ciudad de Huesca cuenta con una nueva escultura en el Parque Universidad. Se trata de una obra artística que también es un reloj solar. El ingeniero y artista, Juan Antonio Ros, ha querido dar esta utilidad a su escultura, que este jueves daba a conocer a un grupo de alumnos del colegio San Vicente.

La escultura artística es un reloj doble. Por la mañana, la lectura de horas se hace en el dial mayor (la parte interior) y, por la tarde, se hace en el dial menor. A una hora determinada, el dial de mañana se apaga y empieza a funcionar el de la tarde, mediante un juego armónico de luces y sombras en continuo movimiento, lo que proporciona una gran fuerza expresiva.

La hora se lee mediante el borde de la sombra del propio reloj. Hay marcas cada cinco minutos pero se puede apreciar con detalle de poco más de un minuto.

Este reloj solar, que se llama “Onda de sol” se presentaba a los medios este jueves con la presencia del autor, la alcaldesa de Huesca, Ana Alós, y el director general de MultiCaja – Cajalón, José María Jiménez, que ha donado la obra a la ciudad. Alós apuntaba que esta escultura puede ser el punto de partida de las rutas que realice el Planetario de Huesca cuando abra.

Además de tratarse de una pieza artística, se trata de un instrumento científico reflejo de nuestro Universo. La obra invita al conocimiento y a la reflexión sobre aspectos esenciales de la sociedad como el desarrollo sostenible, las energías limpias y el respeto a la Naturaleza.

 

La alegoría poética es semi-explícita, y algo evidente: Es una escultura solar (reloj de sol). El reloj es una ONDA, como lo son los rayos de sol y de luz, que llegan hasta nosotros y que proporcionan la vida y la energía en la Tierra. A diferencia de los otros planetas de alrededor (las esferas 8 esferas son los 8 planetas) sólo en éste se da el milagro de la existencia, debido precisamente al equilibrio natural que hay que respetar. Es la parte formativa y de concienciación.