El arte aragonés “emigrado” a los Estados Unidos supera las 200 obras

El historiador y profesor de la Universidad de Castilla La Mancha, Antonio Naval, sigue investigando el arte aragonés “emigrado” a los Estados Unidos. Cuando empezó este estudio hablaba de 60 obras de arte, pero con el paso de los años la lista se ha ido ampliando y ahora se refiere a “no menos de 200” piezas.

Audio sin título
Audio sin título

Naval afirma que le gustaría saber de dónde han salido la mayoría de obras que se encuentran en EEUU, el problema reside en la poca documentación que hay de estas en España.

Tallas románicas, retablos, pinturas sobre tabla o techumbres forman parte de las amplia serie de obras procedentes de las tres provincias aragonesas, que emigró a Norteamérica en los siglos XIX y XX.

Apunta, además, un detalle que a su juicio es “sintomático”: en los años 20, en la ciudad de Nueva York hubo más de 30 subastas monográficas de material español.

Entre todas las obras que Naval ha ido encontrando, destacan una tabla de Santa Engracia procedente de Zaragoza y que se encuentra en Boston, donde también está la portada de la iglesia de Uncastillo, que fue trasladada piedra a piedra hasta el otro lado del charco. El artesonado de la llamada “Casa del Judío” de Teruel se puede encontrar en California. También están en Estados Unidos el Vidal Mayor (recopilación de los fueros de Aragón) o los evangeliarios que la mujer de Sancho Ramírez donó a Santa Cruz de la Serós y a Jaca.

Antonio Naval, que pasó varios meses buscándolas y catalogándolas en diversos museos y colecciones privadas de los Estados Unidos, hacía en Huesca recientemente un repaso a las piezas, inicialmente propiedad de particulares que actualmente se encuentran en museos de Dallas, California o Nueva York.

Comentarios