El segundo CD de Olga y Los Ministriles saldrá a la luz antes de Navidad

Olga y Los Ministriles

"Mai" es el título del segundo trabajo del grupo oscense Olga y Los Ministriles. El título se corresponde con uno de los temas del disco cuya letra, en aragonés, es de Anchel Conte, y la música de Gabriel Sopeña, quien recientemente ponía música al último trabajo de Loquillo. El CD contiene doce temas de estilos muy variados, siempre manteniendo la línea del folk. Un disco que está previsto que salga al mercado antes de Navidad.

Precisamente, el 4 de enero, se podrán escuchar algunas de las canciones de “Mai” en la actuación que ofrecerá el grupo en la Gala Benéfica que organiza Radio Jaca a beneficio de Cruz Roja.

El disco incluye desde un bolero cantado en aragonés hasta un fado, creación del grupo, pasando por versiones de temas tradicionales como una joteira, mezcla de jota y muñeira, o un tema con voces “a capella”. También se incluyen  canciones muy especiales con guiños al jazz-folk e incluso al flamenco evolucionado, siempre con tímbrica de honda raíz aragonesa.

En la elaboración de “Mai”, que significa “madre”, han colaborado diversos artistas del panorama musical aragonés. Además de Joaquín Pardinilla, participan Juan Luis Royo, Antonio Gil, Fran Gazol, Jesús Acero, Ángel Orós o el percusionista cubano, afincado en Zaragoza, Ricardo Fernández. También se ha contado con la participación de Antón Castro, que ha puesto la letra a un tema tradicional de Jaca.

El disco se grababa durante los meses de octubre y noviembre, en las instalaciones del Laboratorio Audiovisual de Zaragoza, dependiente del propio Ayuntamiento. La producción y los arreglos musicales han corrido a cargo del músico Salvador Cored, en colaboración con el resto del grupo: Josu Ubierna, Dani Escolano, Carlos Barraguer y Antonio Orús.

Del diseño gráfico se ha encargado David Tellechea, de la empresa oscense Tiépolo Multimedia, en base a una ilustración del códice de Santa María de Alfonso X “El sabio” y al cuadro “Fulgores”, de la pintora oscense Silvia Cored. Las fotografías pertenecen a Ángel Orós.

Comentarios