Casi 200 transeúntes durmieron en el refugio municipal el pasado mes

Con la llegada del frío las personas que no tienen casa buscan, más que nunca, un techo para refugiarse. El albergue municipal cuenta con 24 plazas, ampliables a 32, y la media de ocupación mensual es del 83%. Además de una cama, el refugio ofrece servicio de lavandería y comedor social. El pasado mes de octubre durmieron en él 196 personas, y para la gran mayoría no era la primera vez que pasaban por el albergue.

Audio sin título

Ellos lo llaman “mundo carril”. Cada 27 de noviembre se conmemora el Día de los Sin Techo”.Su historia se repite año a año y no consiguen un trabajo para salir de la calle. En un tiempo en el que encontrar trabajo es más complicado que nunca estas personas tienen menos posibilidades, pero su situación suele tener otros condicionantes como el alcohol.

El pasado mes de octubre se registraron 28 personas de nuevo ingreso y 168 que ya han estado allí otros años o meses. Las reglas del refugio de Huesca establecen que cada persona puede dormir en él 4 días cada 3 meses, aunque en épocas de invierno se amplia excepcionalmente este límite. Es un centro sólo para hombres, y para las mujeres se alquila una habitación en alguna pensión de la ciudad.

Raúl Moreno es el conserje y el encargado de controlar las entradas y salidas, y asegura que ninguna mujer se ha quedado en la calle. El “boca a boca” les sirve para saber las reglas de cada ciudad. Por ejemplo en Huesca saben que tienen servicio de lavandería o que pueden cortarse el pelo gratis. Lo que más les interesa, y parece que es la razón principal por la que acuden a Huesca, es el taller de Cáritas, en el que pueden trabajar en la restauración de muebles cobrando 8 euros al día. Una media de 30 personas pasan a diario por éste taller.