La OCIC de Castejón de Sos apela a un cambio de hábitos hacia un consumo responsable

La Oficina Comarcal de Información al Consumidor de Castejón de Sos defiende el cambio de hábitos en el consumo diario, modelando una realidad de consumo responsable que contribuya a que el planeta tenga algo más de recorrido. Desde la oficina ribagorzana, José Antonio Felipe ponía el ejemplo de las bolsas de plástico en superficies comerciales. Destacaba la rápida aceptación por parte de los consumidores, que responden de manera radicalmente efectiva cuando se toman medidas “que tocan el bolsillo”.

En un contexto de crisis económica, este tipo de iniciativas, coadyuvan a la concienciación social ya que decía Felipe, “es una barbaridad la cantidad de plástico que se utiliza y la difícil recuperación de este material”.

Además, este nuevo hábito ha generado una cuestión añadida como es la oportunidad de negocio. Muchos son los que han visto en este movimiento saludable en el consumo, una oportunidad de mercado, con la puesta en venta de packs con diferentes bolsas de gran capacidad guardadas en un dispositivo de reducidas dimensiones de fácil gestión y uso.

Otro de los cambios de hábito en el consumo que apuntaba Felipe, la posibilidad de recuperar los discos duros de antiguos ordenadores. Una opción ofertada en la actualidad en numerosas tiendas de informática.

Se trata de medidas vinculadas al cambio climático, a la justicia social y por supuesto, al tema económico con la búsqueda de ahorro por parte de los consumidores. A fin de cuentas, señalaba Felipe, convertir en valores, hábitos instaurados por circunstancias económicas.

Hacía referencia a diferentes medidas que se pueden tomar desde el ámbito personal como la reducción de la velocidad en la conducción, o el uso de la bicicleta en la medida de lo posible. Una serie de actuaciones que, con el telón del ahorro de fondo, contribuyan a que el planeta tenga algo más de recorrido.