Homenaje y recuerdo donde vivió y murió Saturnino López Novoa

La comunidad de Hermanitas de los Ancianos Desamparados inaugura, este martes, la Casa-Museo de su fundador, Saturnino López Novoa, situada en la plaza de Lizana, 12, de Huesca. El Obispo de Huesca, Julián Ruiz presidirá una Eucaristía, y posteriormente, se descubrirá una placa en la fachada del edificio.

Ya que el 29 de noviembre, fiesta de San Saturnino, su congregación celebra su onomástica, se aprovecha para celebrar este acto en reconocimiento al fundador de esta orden. A las 11 de la mañana, tendrá lugar una misa en la Catedral de Huesca, presidida por el Obispo Julián Ruiz, y concelebrada por el obispo emérito de Tenerife, Damián Iguacen, y por Alfonso Milián, obispo de Barbastro, ciudad en la que se llevó a cabo la fundación de la Congregación, con la apertura de la primera comunidad.

Está previsto que en acto participen la alcaldesa de Huesca, Ana Alós, y el presidente de la Diputación provincial y alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela. Igualmente participarán la Madre General de la Congregación, la Madre Provincial y una representación de Hermanas de las residencias que hay en Aragón, Cataluña, Navarra y la Rioja. Será una misa votiva de San Saturnino, Mártir, Obispo de Pamplona. En la Eucaristía se hará una colecta a favor de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados de Mozambique.

Posteriormente, se inaugurará la placa en la fachada de la que fue la casa del fundador de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. En el transcurso del acto, se leerá una carta de Roberto Pac, quien solicitó hace ya unos años, un reconocimiento a este personaje, al entender que era una figura importante de la historia de Huesca. Reconocimiento que, finalmente, va a ser una realidad. Acto seguido se bendecirá e inaugurará la vivienda, en la plaza de Lizana, 12, 1º dcha., que fue propiedad y en la que vivió y falleció Saturnino López Novoa. Finalmente, se cantará el himno de la Congregación en honor a su fundador.

Comentarios