El Banco de Alimentos cuenta con nuevas instalaciones de almacenamiento

La Asociación Banco de Alimentos de Huesca inauguraba este martes las instalaciones del Banco de Alimentos, situadas en una nave de la calle Fornillos, en el Polígono Monzú. Allí podrán conxervar la comida que reciben de la Unión Europea y otras instituciones, y que va destinada a los más desfavorecidos.

El Banco de Alimentos ocupa una parte de una gran nave, que sirve de almacenamiento y logística. Cuenta con cámara frigorífica de conservación, estanterías metálicas de clasificación y almacenamiento y una pequeña oficina de gestión y reuniones. La mejora es sustancial, porque hasta ahora contaban con un local muy pequeño. En las estanterías se apilan botellas de aceite, azúcar, pasta, legumbres, pan de molde, leche, galletas... Todo alimentos de primera necesidad.

La Asociación cuenta además con una furgoneta de transporte para el abastecimiento y reparto, y con casi una decena de voluntarios, con un gran espíritu de colaboración, pero a todas luces insuficientes.

Los alimentos del Banco proceden de la Unión Europea, que a través de la cooperación realiza cuatro entregas al año. Además llegan de los Bancos de alimentos de España y de otras entidades y empresas. Los destinatarios son las personas más necesitadas, pero siempre a través de instituciones. El Banco de Alimentos entrega los alimentos a Instituciones benéficas de Huesca y provincia, Cáritas Diocesana, los Hermanos de la Cruz Blanca o las Conferencias de San Vicente de Paúl.

El Banco de Alimentos de Aragón cuenta con la delegación de Huesca desde hace ya más de 10 años. El incremento de las necesidades que tienen las entidades benéficas de Huescva y provincial, para abastecer la creciente demanda de alimentos de muchas familias y personas en particular, sobre todo debido a la crisis, obligó en 2010 a crear la Asociación Banco de Alimentos de Huesca.

Comentarios