El Plan de Cortafuegos de la DGA provoca un gran deterioro ambiental en el Alto Gállego

Ecologistas en Acción de Sabiñánigo ante el citado plan que se esta llevando a cabo para la prevención de incendios forestales desde Medio Ambiente del Gobierno de Aragón consideran con relación a la comarca del Alto Gállego, que en los últimos dos años se han realizado varios cortafuegos y todos han causado un fuerte impacto ambiental. El del monte de Fanlo fue abierto por medio de un bulldozer arrasando toda la vegetación arbórea y arbustiva, que acabó enterrada bajo el volumen de tierra removida, sin ningún aprovechamiento y destruyendo el suelo forestal.

Igualmente precisan que “la erosión y la pérdida de suelo será otra de las consecuencias de estas prácticas, por la eliminación total de la cubierta vegetal y por realizarlos en laderas de gran pendiente. Además estos cortafuegos incluyen en su superficie la apertura pistas que carecen de cunetas, aliviaderos y cualquier tipo de drenaje con lo que la erosión será más intensa”.

Precisando que se da la sospechosa “casualidad” que todos los cortafuegos abiertos en la comarca y los previstos discurren por los recién creados Cotos Sociales de Caza, lo que nos lleva a evidenciar que la intención de la administración es la de favorecer el acceso a las zonas cinegéticas enmascarándolo bajo acciones de prevención de incendios. El caso más evidente es el del cortafuegos proyectado en el monte de Asún, un bosque húmedo con muy bajo riesgo de incendio forestal por el que además se pretende abrir una inexplicable pista de cuatro kilómetros.

Igualmente para este colectivo es sospechoso la celeridad con la que se impulsan algunas de estas actuaciones, que creemos que responden más al remate de los presupuestos anuales que a los más que dudosos beneficios ambientales de conservación y mejora de nuestros bosques; el ejemplo más evidente es el improcedente cortafuegos que se pretende ejecutar próximamente en el monte de Sandiás en el valle de la Guarguera.