Repaso a las reivindicaciones monegrinas en un encuentro con empresarios

Una representación de CEOS-CEPYME HUESCA encabezada por su presidente José Luis López y el Secretario General, Salvador Cored, y de la Asociación Empresarial de Los Monegros, José María Bergua y Elena Lanuza mantenían una reunión este miércoles con el presidente de la Comarca de Los Monegros, Alfonso Salillas y el Alcalde de Sariñena, Francisco Villellas, para analizar diferentes cuestiones de la actualidad socioeconómica y especialmente las que afectan a Sariñena y Comarca.

En el encuentro, que era el primero que con carácter oficial se producía tras las pasadas elecciones autonómicas y municipales, a petición de la Confederación de Empresarios, se repasaban todo tipo de asuntos que preocupan a los responsables empresariales como los principales problemas de infraestructuras de comunicaciones que sufre la Comarca, con especial incidencia en la conexión de Sariñena hasta Sena; a través de Castelflorite hasta Monzón y el Pirineo, o la conexión con Bujaraloz hasta La Almolda. Todos han coincidido en la necesidad de mejorar estas vías carreteras.

Asimismo se acordaba apoyar la construcción del embalse de Biscarrués, proyectado en 35 hectómetros cúbicos, de forma que no inunde ninguna población, pero siempre y cuando venga acompañado con la construcción de diversas balsas en el interior del Sistema, entre las que destacaría el embalse de Almudévar, hasta alcanzar la capacidad suficiente para paliar el déficit de Riegos del Alto Aragón.

Ponían de manifiesto que el embalse de Biscarrués es una obra fundamental para el desarrollo agrario, industrial y urbanístico de todas las poblaciones que se verían beneficiadas, con escasa afección a la zona del embalse y a las actividades de las empresas que operan en el Gállego.

Por otra parte, durante la reunión, y entre las diferentes materias que se repasaban, todas las partes coincidían en apoyar la instalación de una Central Termo Solar que en la actualidad se encuentra retrasada por la interposición de algunos recursos planteados por organizaciones ecologistas que desde la Confederación no se ven procedentes, y más teniendo en cuenta que dicha central daría trabajo a 500 personas durante los dos años de su construcción y crearía 40 puestos fijos una vez que entrara en funcionamiento.

Por otro lado, desde las organizaciones empresariales se apoyaba la dotación de un Parque de Bomberos para los servicios de auxilio y extinción de incendios para toda la Comarca, si bien se está pendiente de la promulgación de una Ley de coordinación de estas actividades por parte del Gobierno de Aragón.