El ayuntamiento revisa las condiciones de los cafés cantante que tienen licencia por silencio administrativo

El Ayuntamiento de Huesca ha perdido una nueva batalla judicial relacionada con el ocio nocturno. El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha vuelto a dar la razón a los hosteleros que, en su día, legalizaron sus licencias de café cantante por silencio administrativo. La Justicia ha rechazado los recursos que decidió presentar el consistorio contra esas sentencias. El consistorio, en palabras de su alcaldesa, asume la situación. Alós ha explicado que, independientemente del proceso judicial, se está llevando a cabo la revisión de oficio para ver, si esos locales, cumplen la normativa urbanística y de seguridad. En caso negativo, se tomarán las medidas oportunas en función de la ordenanza municipal.

Estos bares obtuvieron, por silencio administrativo, la oportuna licencia. En total, son cinco los establecimientos que presentaron recursos al no obtener respuesta de sus solicitudes de licencias de café cantante en el plazo que fija la ley, 6 meses. El ayuntamiento, sin embargo, decidió ampararse en un decreto del Gobierno de Aragón que daba un plazo de un año para responder. Ya la Justicia dio la razón a los hosteleros en ese momento, pero el consistorio, recurrió esas resoluciones ante el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Además, el ayuntamiento intentó revocar esas licencias de otro modo. Encargó un informe a los técnicos para ver si esos locales cumplían las normas urbanísticas. Dicho informe corroboró que esos bares no reunían las condiciones exigidas en el Plan General de Ordenación Urbana. Ahora el TSJA entiende que las condiciones de los locales "no contradicen el ordenamiento urbanístico".

En el caso de la ciudad de Huesca son cinco los establecimientos que obtuvieron dicha licencia de esta forma: La Suite, Komi, Warhol, Cubitos y La Farga de Cristófol.

Comentarios