La nieve llega pero no es suficiente para abrir las estaciones. Cerler abre parcialmente

nieve nevada Formigal Pirineo

a

Las estaciones de esquí del Valle del Aragón y Tena están registrando nevadas este viernes, pero las precipitaciones no son suficientes para abrir sus puertas. Aunque la previsión anuncia descenso de temperaturas, desde los diferentes centros invernales son cautelosos y quieren esperar para dar una fecha concreta de apertura. Por su parte, la estación de Aramón Cerler es la única con previsión de apertura para este sábado, aunque lo hace de forma parcial con unos siete kilómetros esquiables. Cerler si que abre parcialmente sus instalaciones

Desde el Valle de Tena, Antonio Jericó, director de Aramón Formigal, ha explicado que en torno a las ocho y media de la mañana ha empezado a nevar, y que ya ha cambiado la estampa de la montaña, que hasta este viernes era totalmente otoñal. Sin embargo no se puede dar una fecha de apertura, porque aunque el objetivo es abrir la estación el día 6 habrá que esperar para ver si es posible.

Por su parte, las estaciones del Valle del Aragón se encuentran en la misma situación. Hoy está nevando y se anuncia descenso de temperaturas, por lo que el trabajo en ellas es frenético, pero no hay fecha concreta.

Eduardo Roldán, director de la estación de Candanchú, ha indicado que se espera que la llegada de la nieve sea real y así el puente sea también una realidad, porque ha dicho, ‘aquí sin nieve no hay nada que hacer’.

Desde Astún, su director, Octavio Salanova, explicaba que aunque la nieve que está cayendo es insuficiente si se cumple el anunciado descenso de las temperaturas los cañones podrán fabricar bastante nieve, así hasta el domingo o lunes no se podrá concretar cuando se abre.

CERLER SI QUE HABRE PARCIALMENTE

El área de Gallinero será la zona que la estación pondrá en funcionamiento este fin de semana con la apertura de dos remontes y cinco pistas, y espesores de nieve entre 20 y 60 cm entre las cotas 2300-2600m.

La estación abrirá los remontes de Batisielles y Gallinero que llevarán a los esquiadores a un total de cinco pistas. El acceso se realizará a través del sector Ampriu donde se abrirán las áreas de restauración y los centros de atención al cliente.

Desde la estación, su director, Gabi Mur, destacaba que se trata de la zona más alpina de la estación con pistas negras, rojas y una azul, por lo que la zona está indicada para esquiadores de nivel medio.

Comentarios