La iglesia de Cregenzán recupera esplendor y culto después de las obras

El obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, acompañado por el párroco de Cregenzán, Joaquín Ferrer, ha presidido la eucaristía en la que ha bendecido la iglesia rehabilitada después de dos años cerrada al culto. En las obras de la iglesia de esta población que pertenece a Barbastro se han invertido 406.368 euros, que han sido aportados por el Gobierno de Aragón, ayuntamiento de Barbastro, obispado de Barbastro-Monzón y los vecinos de Cregenzán.

Audio sin título
Audio sin título

Alfonso Milián ha recordado que en los últimos años se han rehabilitado muchas iglesias en la diócesis de Barbastro-Monzón. Milián ha explicado que la diócesis tiene en gran consideración esta iglesia del siglo XVI de estilo renacentista con terminaciones del último gótico, puesto que históricamente los obispos tenían en Cregenzán su estancia veraniega, en la abadía anexa al templo.

Las obras han consistido en la restauración de estructuras, techumbre, fachadas, cubiertas y rehabilitación interior de la iglesia dedicada a la advocación de San Martín Obispo. El templó se cerró al culto el 16 de julio de 2009 y se abrió de nuevo en septiembre de 2011 tras culminar el proyecto de la arquitecta Ana Torres y el aparejador Miguel Giral.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, ha destacado la importante rehabilitación realizada, en la que han colaborado instituciones y vecinos.

Los vecinos han contribuido con recursos y el trabajo de varias voluntarias que realizaron por cuenta propia las labores de limpieza de la imaginería, restauración de tallas y del mobiliario, estaciones del vía crucis, cuidado de ornamentos y custodia de enseres.

El presidente de la asociación de vecinos, Jesús Sánchez, ha mostrado su satisfacción por la finalización de las obras y ha indicado que se trata de un día muy importante para todos los vecinos.

El ex presidente de la asociación y coordinador de las gestiones, José Luis Girón, también se ha mostrado satisfecho de todo el trabajo que durante los últimos años se ha realizado con la colaboración de instituciones y vecinos.

Para el párroco, Joaquín Ferrer, se trata de una rehabilitación muy importante y se ha mostrado satisfecho, “después de una larga espera por fin han terminado las obras tanto en el interior como en el exterior”.

HISTORIA DE LA IGLESIA DE CREGENZAN

Según la inscripción de fachada de la iglesia de Cregenzán, “este lugar fue elegido por el Obispo de Barbastro para pasar largas temporadas de descanso, lo que explica la magnitud y calidad de la obra realizada, tanto en la iglesia como en la abadía anexa. Fue construida bajo la dirección de Joán de Zeraín, maestro de iglesias de Guipúzcoa, a partir de 1574. Consta de cabecera poligonal y nave de dos tramos, toda se cubre con bóvedas de crucería estrellada de “rejola y algef”, ladrillo y yeso, que debían construirse conforme está la crucería de la iglesia del hospital de San Julián, de la ciudad de Barbastro”.

Comentarios