El Peñas se reencuentra con la victoria en Granada

El C.B. Peñas volvió por la senda de la victoria a lo grande, ganando en la pista de un recién descendido de ACB como es el Granada por 64-84, en un partido que los de Ángel Navarro dominaron de principio a fin. Debutó Knutson, algo fallón al principio aunque en la segunda parte cogió el pulso al partido, terminó con 15 puntos. Los peñistas volvieron a ver aro desde la línea de tres, mejoraron en porcentajes y en rebote, y además, dejaron al rival en 64 puntos. Victoria de equipo con participación de todos los jugadores, hasta seis estuvieron en dobles figuras en anotación: Herrero, Knutson, Leonavicius, Montañana, Orfila, y McNeil. Todos menos Konan anotaron puntos. Quinta victoria del equipo oscense que vuelve a subir puestos en la tabla.

Un choque que comenzaba con Knutson en el banquillo con la primera canasta para los malagueños pero con un gran parcial peñista de 0-11 que ponía un 2-11 esperanzador en el marcador gracias a los errores granadinos y a un gran juego de equipo liderado por Montañana y Herrero.

En el primer cuarto se producía el debut de Knutson con el Peñas sustituyendo a Leonavicius con dos faltas personales. El norteamericano fallaba sus primeros lanzamientos desde la línea de tres puntos, en unos momentos en los que el equipo no lograba anotar y romper el partido, al final 8-18 con la primera canasta del debutante.

El segundo cuarto volvía a comenzar con fallos en ambos bandos y con Konan jugando de "4". El Peñas lograba acertar desde la línea de tres puntos y aumentaba ventajas hasta doblar en el marcador a su rival con un 16-32. Al final de la primera parte se llegaba con 21-40 tras cuatro puntos seguidos de McNeil que disputaba sus primeros minutos del partido en la recta final de este cuarto.

En la reanudación salió fuerte el Granada pero fue solo un espejismo, con Knutson más inspirado desde la línea de 6,75, con dos triples, los peñistas ponían el 28-50, máxima ventaja del partido. Orfila cometía la cuarta falta personal y Granada recortaba distancias aunque seguían siendo amplias, el tercer cuarto concluía con el resultado de 45-62.

Los últimos 10 minutos comenzaban con los cánticos de la afición local pidiendo la dimisión de la directiva, el equipo andaluz se puso las pilas y recortó distancias hasta los 14 puntos 52-66, fruto de la precipitación peñista que tuvo que cortar Navarro con un tiempo muerto. Los verdiblancos rompían la reacción y ponían el 56-77 en el marcador. El partido discurría ya sin rumbo, y tras los minutos de la basura el choque acababa con un 64-84.

Comentarios