Desesperanza en el cuarto aniversario de la presentación de Gran Scala

Emilio Esteban carnicería Migue Escuer

Cuatro años se han cumplido desde que se presentara por todo lo alto el complejo de ocio y diversión Gran Scala que se pretendía construir en terrenos de Ontiñena, en el Bajo Cinca. Unos pocos aún conservan la esperanza de que este proyecto llegue a ser una realidad, otros tantos, echan la culpa a la crisis económica.

En 2007 el Gobierno de Aragón firmaba un Protocolo de Colaboración con la compañía internacional ILD, promotora de Gran Scala, para la ubicación en la Comunidad del complejo que iba a poner casinos y parques temáticos en tierras altoaragonesas además de crear 60.000 empleos.

El actual Ejecutivo Autónomo afirma que ninguno de los promotores se ha dirigido a ellos, en caso de que lo hicieran, aseguran que sería asumido por la consejería de Economía. Partido Popular y Partido Aragonés, además del Partido Socialista, lamentan que no salga adelante, mientras Chunta Aragonesista e Izquierda Unida consideran que desde el principio este asunto en el que se embarcó el Gobierno de Aragón es un “fiasco”.

El PP reafirma su apoyo al proyecto en caso de que saliera adelante aunque son conscientes de que la crisis ha hecho mella en sus pretensiones iniciales.

En cuanto al PAR no se muestran esperanzados con la continuidad del complejo y apuntan directamente a la situación económica como responsable de la situación.

En la dirección de estas declaraciones se encuentra también el PSOE, desde donde se afirma que su postura seguirá siendo la misma que lo fue en su día, aunque lamentando la detención del proyecto.

Otros partidos como Izquierda Unida muestran hartazgo con esta iniciativa que han criticado desde el principio y que esperan la imposición de barreras a este tipo de proyectos.

CHA mira hacia otro lado en busca de responsables. Pedirán en el próximo pleno de las Cortes que se deje sin efecto el citado protocolo de colaboración y reclamarán la derogación de la Ley de Centros de Ocio de Alta Capacidad de 2009.

Comentarios