La Semana Santa de 2012 contará con dos nuevas procesiones

Resucitado Huesca Museo Diocesano

Dos procesiones vienen a sumarse a las marchas procesionales con las que cuenta la Semana Santa oscense, y que ya vio cómo se incrementaba en una, la del Domingo de Ramos, este año. El próximo Domingo de Ramos, 1 de abril, a las 10 de la noche, se celebrará la procesión del Cristo de los Gitanos. Por otro lado, el 8 de abril, que será el Domingo de Resurrección, se llevará a cabo por la mañana, la procesión del Cristo Resucitado.

Eran las decisiones que adoptaba la Archicofradía de la Santísima Vera Cruz, en la reunión que mantenía este lunes, después de que el Obispado de Huesca haya dado permiso para la celebración de estas dos procesiones.

El Domingo de Ramos, a las 10 de la noche, la Cofradía del Santo Cristo de los Gitanos sacará a su paso por el Casco Antiguo de Huesca. Saldrá de la Catedral y seguirá por la Costanilla de Santiago, plaza de Lizana, calle Sancho Abarca, Plaza de López Allué, Travesía Cortés y plaza de San Pedro, para regresar de nuevo a la Catedral. Éste será el tercer año en el que los gitanos procesionen por Huesca, después de que en 2009, la lluvia impidiera que saliera la procesión del Santo Entierro. Desde el primer momento, solicitaron contar con una procesión propia, una decisión que se ha demorado hasta ahora, al ver que se trata de una Cofradía consolidada.

El Domingo de Resurrección, a partir de las 10 y media de la mañana, se celebrará la Procesión del Cristo Resucitado. En este caso, la marcha saldrá de la iglesia de Santo Domingo, y llegará a la plaza de San Pedro, donde se realizará el encuentro con una Virgen, que está todavía por decidir. Seguirán los dos pasos juntos la procesión, para llegar hasta la Catedral, donde se situarán junto al altar mayor, para presidir la Misa Mayor de las 12 de la mañana. La talla del Cristo Resucitado se encuentra en el Museo Diocesano, y en la actualidad se está realizando la peana. Sería llevada por penitentes de todas las cofradías, por lo que no haría falta crear una nueva. La Archicofradía tiene ya una idea de qué virgen podría procesionar, pero también hay que decidir sobre qué peana.

La Vera Cruz tiene también la intención, de cara a la próxima Semana Santa, de iniciar la restauración del paso de la Caída de Jesús en la calle de la Amargura. Un paso de Tomás Marqués, que es copia de uno de Salcillo. Dependiendo de lo que cueste el trabajo, al menos se empezaría por reparar la base y cambiar la iluminación que es deficiente y que, con las tulipas que tiene, impide la visión completa de la talla.

Comentarios